Un falso agente de seguridad -con un diploma falsificado- vigilaba en la central nuclear de Almaraz

Varias ONG ecologistas consideran «escandaloso» que un falso agente de seguridad –con un diploma falsificado– vigilase la central nuclear de Almaraz, en Cáceres, tal y como ha avanzado la Policía Nacional en un comunicado, y han alertado sobre el alto grado de «vulnerabilidad» de las centrales ante un posible ataque terrorista.

   El responsable de la campaña anti-Nuclear de Greenpeace, Carlos Bravo, ha recordado que son muchos los activistas que ya han demostrado que se puede entrar en las centrales nucleares, sin necesidad de usar la violencia, a pesar de la seguridad. «Existe un riesgo, hoy ha vuelto a quedar demostrado, y el Gobierno no hace nada», ha apostillado.

   Bravo ha sentenciado que el mensaje es que «cualquier grupo terrorista, con gente preparada, podría perpetrar un ataque sin encontrar la suficiente oposición» y reclama unas «pruebas específicas» para detectar este tipo de lagunas.

   En este sentido, su homólogo en Ecologistas en Acción, Paco Castejón, ha señalado que «si en lugar de ser alguien que quiere trabajar, hubiese querido hacer daño, habrá tenido oportunidades para ello» y ha insistido en que «uno de los porblemas de la energía nuclear es que las instalaciones pueden ser objetivos para grupos terroristas».

   En total, han sido 55 los detenidos que carecían de la preparación necesaria y fueron contratados gracias a titulaciones falsificadas, para trabajar como vigilantes de seguridad, vigilantes de explosivos o escoltas privados para 30 empresas diferentes, según ha anunciado este jueves la Policía Nacional.

ECOticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés