Experiencia piloto en Alcalá de Guadaíra para optimizar el alumbrado público y ahorrar un 45%

El Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra (Sevilla) trabaja desde hace un año en un plan para la optimización energética municipal, con una serie de acciones enmarcadas dentro del compromiso suscrito por el Consistorio con la firma del Pacto de los Gobiernos Locales ante el Cambio Climático. A través de éste, la localidad se compromete a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y el consumo energético en un 20 por ciento sobre las emisiones del 2007 en el periodo 2007- 2020.

   En un comunicado, el ayuntamiento alcalareño indica que el alumbrado público representa más del 50 por ciento del consumo energético municipal y presenta un elevado potencial de ahorro energético y Alcalá de Guadaíra ha decidido participar en una experiencia piloto impulsada y financiada por la Dirección General de Cambio Climático y Medio Ambiente Urbano, de la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía en la que se han evaluado la situación y los potenciales de ahorros en zonas como el Campo de las Beatas, Pinares, La Nocla y Polígono San Nicolás y Alcalá X.

   Como resultado de esta experiencia piloto se ha podido constatar que el potencial de ahorro energético es de más de un 45 por ciento del consumo actual, lo que representa la reducción del consumo eléctrico en más de cuatro millones de kilovatios hora, «sin que ello suponga una merma del nivel de iluminación mínimo exigible».

   Según el Delegado de Sostenibilidad, Medio Ambiente y Turismo, José Manuel Rodríguez «el estudio y mejora del consumo energético representa en Alcalá de Guadaíra una importante oportunidad no sólo para contribuir con el compromiso de lucha contra el cambio climático, sino también una gran oportunidad para reducir el importante coste económico que representa la energía para las arcas municipales».

- Advertisement -

   Además, indica que las actuaciones dentro del plan de optimización energética municipal tienen como objetivo la reducción de la facturación energética municipal, la reducción del consumo energético municipal, la producción de energía mediante energías renovables y cogeneración en las instalaciones municipales, así como la reducción de la huella de carbono del municipio de Alcalá de Guadaíra.

   La primera actuación que se ha estudiado ha sido la optimización de la facturación y contratación de energía eléctrica municipal, ya que ésta «no requiere de inversión alguna y se pueden obtener ahorros considerables».

ECOticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés