Abejas trabajando por la biodiversidad y el patrimonio rural

Con una infraestructura mínima, compuesta por cien colmenas y una furgoneta, cuatro amigos pusieron en práctica sus inquietudes profesionales y las refundieron en un tipo de actividad imbuida de una fuerte responsabilidad social y ambiental que dio lugar a la empresa Abella Lupa, dedicada a la producción de miel ecológica.

 

Bajo el lema «Abejas trabajando por la biodiversidad y el patrimonio rural», el esfuerzo de Abella Lupa no solo se orienta a mejorar la ya de por sí excelente calidad de la miel gallega, según explica su presidente, Alexandre Cendón, sino también a la recuperación del patrimonio etnográfico a través de actividades relacionadas con la apicultura.

 

Para este emprendedor «unir nuestros conocimientos en apicultura, biología, ingenierías de montes y forestal, educación ambiental y ciencias sociales, con altas dosis de investigación y esfuerzo, contribuyen a obtener resultados muy buenos en cuanto a las actividades de recuperación y valoración del patrimonio».

 

Basándose en esta experiencia, el presidente de Abella Lupa aconseja a cualquiera que quiera arrancar su propia empresa «definir bien su proyecto, defenderlo sin imprecisiones y no cesar en su empeño de sacarlo adelante, por muchas dificultades que surjan en el camino».

ECOticias.com

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés

Mesa de la Ciencia Pesquera

Qué es la resiliencia

Premio a la mejor receta sostenible