Iberdrola inicia el despliegue de las redes eléctricas inteligentes en Burgos

Iberdrola ha iniciado el despliegue de las redes inteligentes en Burgos, en el marco de la implantación de este tipo de red eléctrica en Castilla y León. Esta iniciativa, que arrancó el pasado mes de abril en Salamanca, beneficiará a unos 12.700 puntos de suministro de la capital burgalesa durante el último trimestre de este año y supondrá una inversión de casi 1’3 millones euros. El trabajo se basa en la renovación de los contadores tradicionales por los nuevos equipos, que cumplen con las especificaciones del Real Decreto de Telegestión, con el objetivo de que todos los instalados en suministros con potencia contratada inferior a 15 kilovatios (kW) permitan la telegestión antes de 2018. Además, adecuará 70 centros de transformación de los que tiene en Burgos para adaptarlos a este nuevo modelo de distribución.

 

La compañía, que cuenta con alrededor de 290.000 puntos de suministro en la provincia, prevé culminar entre 2012 y 2018 el despliegue de su red inteligente, que servirá, entre otras cosas, para mejorar la calidad del suministro.

 

Aparte de en Salamanca y Burgos, ha comenzado a renovar sus infraestructuras en León, de forma que para 2018 los cerca de 1’6 millones puntos de suministro a los que da servicio en la región tengan contadores inteligentes y sus más de 15.360 centros de transformación también funcionen con este tipo de tecnología.

 

Este despliegue se enmarca en el proyecto STAR (Sistemas de Telegestión y Automatización de la Red), que el grupo lleva a cabo en todas las regiones donde tiene red de distribución e implicará una inversión en Castilla y León, a lo largo de siete años, de unos 180 millones de euros, según la información de Iberdrola remitida a DiCYT.

 

Ventajas de las redes inteligentes

 

Entre las principales ventajas de las redes inteligentes destacan la integración de generación distribuida, la posibilidad de implantar masivamente el vehículo eléctrico y la mejora en la eficiencia del consumo. En este apartado, permitirán la prestación de servicios a distancia, como la lectura en tiempo real, la tramitación de las altas o bajas de los contratos o la modificación de la potencia contratada.

Además, la compañía podrá supervisar lo que está ocurriendo en la red eléctrica y detectar cualquier tipo de anomalía: si la tensión es o no correcta, si la potencia está equilibrada o si hay pérdidas. Esta información permitirá que la energía circule de manera más eficiente y mejore la calidad del suministro, al disminuir las incidencias y la duración de las mismas.

DiCYTECOticias.cominnovaticias.com

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés

Premio a la mejor receta sostenible

Las mentiras verdes del textil

Qatar 2022: fútbol a todo gas