Navidad responsable

Las fiestas navideñas no tienen por qué ser sinónimo de despilfarro. El consumidor también puede ser ecológico durante estas fechas en sus compras, con los adornos navideños, al asumir las 3 erres ecológicas o al ahorrar energía. Con estas medidas, además de reducir su impacto en el medio ambiente, conseguirá un importante ahorro para el bolsillo.

 
Las fechas navideñas son uno de los momentos del año más intensos en la generación de residuos.

Como consumidores, último eslabón del sistema económico, tenemos una responsabilidad. Con nuestra forma de consumir podemos influir en la marcha de la economía y del mundo de una forma directa. Un consumo consciente y responsable, orientado al fomento de actividades satisfactorias para la naturaleza y las personas es una gran contribución y un decisivo instrumento de presión frente al mercado.

El concepto de Consumo Responsable es muy amplio, como lo es la propia actividad de consumir. Podemos, sin embargo, sintetizarlo en tres bloques:

1.-Un Consumo Ético: Hacemos especial énfasis en la austeridad como un valor en relación con la reducción para un consumo ecológico, pero también frente al crecimiento económico desenfrenado y al consumismo como forma de alcanzar el bienestar y la felicidad.

2.-Un Consumo Ecológico, que incluye, por este orden, las famosas «erres» del movimiento ecologista: Reducir, Reutilizar y Reciclar.

3.-Un Consumo Social o Solidario, en el que entraría también el Comercio Justo, es decir, el consumo en lo que se refiere a las relaciones sociales y condiciones laborales en las que se ha elaborado un producto o producido un servicio.

ECOticias.com

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés