La economía sostenible para crecer y generar empleo en Andalucía

El consejero de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente, Luis Planas, ha destacado las «enormes posibilidades» de crecimiento y generación de empleo que ofrece una economía sostenible, «baja en carbono y más eficiente en el uso de los recursos». Planas ha intervenido en Sevilla en un encuentro organizado por el diario ABC, bajo el título ‘Desarrollo Económico y Sostenibilidad’.

El consejero ha indicado que en este campo Andalucía «puede y debe alcanzar» el liderazgo a nivel mundial por varias razones, ya que Europa cuenta con empresas líderes en energías renovables y tecnologías limpias y una economía baja en carbono permite reducir la dependencia energética del petróleo y gas importado, lo que supone hacer la economía «más competitiva y desvincularla del precio de estos productos». Ade,ças, ha destacado la oportunidad que supone para el desarrollo de nuevos yacimientos de empleo, como refleja un informe de la Unión Europea, que indica que la eficiencia energética y las energías renovables pueden generar por sí solas cinco millones de puestos de trabajo en el continente hasta 2020.

En concreto, el titular de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente ha explicado que la biomasa es «la renovable que más aporta al sistema energético andaluz», no sólo para electricidad sino principalmente para usos térmicos, gracias al «enorme potencial» que tiene Andalucía con los subproductos del olivar y restos forestales, entre otros. Planas ha hecho hincapié en que «gracias a todo este potencial detectado se puede llegar a cubrir hasta el 21% de las necesidades energéticas de la comunidad».

El representante del Gobierno andaluz ha declarado que el sector medioambiental genera en la comunidad autónoma casi 89.000 empleos y para 2020 esta cifra se podría ampliar hasta superar los 171.000 «si se adopta un modelo de economía más verde». Gracias al carácter pionero de Andalucía en políticas ambientales y al capital natural que posee, ha indicado Planas, «nuestra región está llamada a ser un referente de la economía sostenible».

- Advertisement -

Este modelo genera una serie de ventajas «como el ser más eficiente y competitivo; crecer a mayor ritmo y crear más puestos de trabajo; así como tener menor dependencia de los combustibles fósiles». En esta línea, el Gobierno de Andalucía lleva varios años trabajando en iniciativas que impulsen esta reorientación hacia una economía más sostenible.

En el ámbito urbano, el consejero ha destacado la Estrategia Andaluza de Sostenibilidad Urbana, cuyo objetivo es que las ciudades aprovechen mejor los recursos y generen menos residuos. Por otro lado, en el sector agroalimentario Andalucía es líder absoluto en producciones sostenibles, con más de 900.000 hectáreas de producción ecológica que la sitúan a la cabeza de España. De ellas, 463.000 (el 66% en olivar) son de producción integrada, respetuosa con el medio ambiente y con un uso racional de los recursos. También la región es líder en la implantación del control biológico de plagas, sobre todo en la horticultura intensiva, donde Almería es todo un referente.

El tejido productivo andaluz

En su intervención, el consejero de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente ha desgranado brevemente la integración ambiental que se está llevando a cabo en el tejido productivo andaluz. Desde 2007, Andalucía cuenta con la Ley de Gestión Integrada de la Calidad Ambiental (Ley GICA). Esta norma, orientada a la prevención, aglutina diferentes instrumentos para evaluar, a priori, los efectos sobre el medio ambiente y la calidad de vida de determinados planes, programas, proyectos de obras y actividades, incluidos los urbanísticos.

Las exigencias normativas y la propia voluntad de las empresas, cada vez más concienciadas, están conduciendo a Andalucía hacia un tejido productivo con una mejor integración ambiental. Prueba de ello es que las industrias andaluzas invirtieron en 2010 más de 292 millones de euros en protección del medio ambiente, lo que supone un 12,2 por ciento del total nacional (2.384 millones de euros).

En la actualidad, las tecnologías limpias permiten reducir los residuos y las emisiones de industrias que tradicionalmente han sido muy contaminantes. En este sentido, las empresas andaluzas han demostrado que es posible adaptarse a los exigentes estándares medioambientales europeos, ha enfatizado Planas.

En este punto, el titular de Agricultura ha querido comentar la aplicación de la nueva Directiva sobre Emisiones Industriales (Directiva 2010/75). Esta normativa, cuyo objetivo es revisar y unificar la norma sobre IPPC, ha de estar transpuesta a la legislación española a principios de 2013 y todas las Autorizaciones Ambientales Integradas que se han otorgado tendrán que ser revisadas antes de enero de 2014. La Directiva afecta a unas 52.000 instalaciones en toda Europa y a más de 550 en Andalucía. El consejero ha reiterado el compromiso de su departamento para adaptar la norma de una forma ordenada, ágil y eficaz.

Energías renovables

En el foro, Luis Planas también ha hecho hincapié en que Andalucía es todo un «referente a nivel internacional» en energías renovables, sobre todo en biomasa y termosolar. Recientemente, la Comisión Europea ha aprobado el proyecto Eu Solaris, liderado por el Centro Tecnológico de Energías Renovables (en Almería), que aglutina recursos de I+D+i de nueve países. Esta iniciativa va a ser el «referente» de la investigación termosolar europea, con 4,45 millones de euros los cuatro primeros años.

En cuanto a la generación de energía eléctrica a partir de fuentes renovables, Andalucía cuenta con más de 5.800 megavatios de potencia instalada, lo que supone un 35% del total de nuestro mix de generación eléctrica. La comunidad es la primera en generación eléctrica termosolar, con más de 900 megavatios en funcionamiento (61% del total español), y también líder en generación de energía eléctrica a partir de biomasa, con 257 megavatios (37% del total nacional).

Por estos datos y por el avance que han tenido las energías renovables en España, ha explicado Planas, «no es momento de renegar de ellas ni poner trabas que ahuyenten la inversión». Como es el caso del proyecto de Ley de Medidas Fiscales para la sostenibilidad energética que acaba de aprobar el Senado y que «perjudica especialmente a las energías renovables y la cogeneración». El titular de Agricultura ha informado de que esta ley «pretende aplicar un impuesto del 6% al valor de la producción eléctrica, lo cual sitúa en desventaja competitiva a las renovables cuyas instalaciones no están amortizadas».

Andalucía, ha señalado Planas, «siempre ha aportado por un modelo energético basado en la eficiencia, respeto al medio ambiente y, por ello, en una energía de origen renovable». Por eso, desde el Parlamento Andaluz se ha instado al gobierno central a que retire la «moratoria a las renovables». Este parón de los incentivos pone en riesgo la supervivencia de 1.400 empresas y 45.000 empleos que mueve este sector.

El consejero de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente ha finalizado su intervención indicando que Andalucía lleva varios años apostando por un nuevo modelo energético, impulsado a través del Plan Andaluz de Sostenibilidad Energética. «Gracias a él se ha fomentado una inversión de más de 9.900 millones de euros desde 2008».

http://www.juntadeandalucia.esECOticias.com

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés