El que contamina, paga

El ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (MAGRAMA), Miguel Arias Cañete, defendió recientemente el Proyecto de Ley de Responsabilidad Ambiental, asegurando que las modificaciones introducidas mantienen y refuerzan el carácter objetivo de la responsabilidad ambiental.

Esto quiere decir que “Todo aquel que produzca un daño al medio ambiente, se verá obligado a repararlo”, aclarando que los objetivos de este proyecto es hacer efectiva la correcta aplicación del Régimen de Responsabilidad Medioambiental en España y corregir las dificultades que su aplicación ha tenido en la práctica. El fin es “implantar un régimen de responsabilidad medioambiental que resulte eficaz y de fácil aplicación para todos los operadores cuyas actividades entrañan riesgos evidentes para el medio ambiente”.

El proyecto cubrirá igualmente posibles daños a las aguas marinas; una modificación con la que el Ministerio se adelanta a la transposición al derecho español de la normativa comunitaria, posicionándose entre los primeros países de la UE en “incrementar la protección de nuestras aguas marinas”.

EL PRECIO DE LOS RESIDUOS

El presidente de Sogama, Luis Lamas, ha aludido en numerosas ocasiones al principio europeo de “Quien contamina, paga”, manifestado al respecto que la gestión y tratamiento de los residuos urbanos constituye un servicio público que debe ser sufragado con las aportaciones de la ciudadanía como productora de desechos.

En consecuencia, las tasas fijadas por la Administración Local han de adecuarse en todo momento a la realidad, gravando el importe necesario para hacer frente a los gastos derivados del riguroso cumplimiento de la ley, lo que permitirá garantizar la preservación del entorno y, por tanto, mejorar el bienestar de la población y calidad de vida.

“Las tasas no pueden ser deficitarias ni tampoco excedentarias, debiendo reflejar el verdadero coste del servicio”, señaló.

En el caso del canon de Sogama, los ayuntamientos pueden, y deben, habilitar las medidas necesarias para que su importe se vea rebajado: reducir la producción de desperdicios, propiciar la máxima reutilización de los productos y mejorar la colaboración en el sistema de recogida selectiva, facilitando el reciclaje”. De esta forma, la basura a someter a tratamiento final se verá sustancialmente aminorada.

Es preciso recordar que la subida del canon de Sogama se enmarca en la reforma energética abordada por el Gobierno central, que incluye la supresión de las primas a las energías renovables. Dicha subida se traduce en un máximo de 1 euro al mes por inmueble. Y aún con todo, este canon seguirá siendo de los más baratos de España.

Asimismo, insistir en que el precio de la gestión de la basura está fijado por ley (Ley de Presupuestos de la Comunidad Autónoma de Galicia para 2014).

http://www.sogama.es

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés

Día Mundial de los Ríos 2022

La UE cierra zonas de pesca

Proyectos ALADDIN y TAB4BUILDING