El eterno ruido en Madrid

El Día Internacional de Concienciación sobre el Problema del Ruido se celebra a nivel internacional el 30 a abril y este año parece más evidente que nunca la necesidad de concienciar sobre la gravedad del problema. La reciente publicación de nuevos estudios demuestra su impacto directo sobre la salud de las personas que viven en zonas urbanas. En el caso de Madrid, los niveles de contaminación acústica son preocupantes, pero las autoridades no toman medidas para reducirlos, como lamenta Ecologistas en Acción. El tráfico rodado es el principal causante de ruido en la capital.

Más de un 15% de la población de Madrid sufre niveles de ruido nocturnos por encima del límite legal establecido en la normativa española. Y eso incluso si se tiene en cuenta que la legislación nacional es mucho más permisiva que la de otros países europeos y está muy lejos de alcanzar los niveles que recomienda la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La exposición al ruido se relacionaba hasta ahora con molestias, estrés, reducciones de las capacidades cognitivas, casos de hipertensión e infartos. El espectro se amplía ahora con la publicación de nuevos estudios. Enfermedades como la diabetes o incluso enfermedades respiratorias aparecen mencionadas en estos análisis de los efectos del ruido. Se apunta a que el ruido supone un mayor riesgo para la salud de la población urbana que la contaminación atmosférica. No obstante, recibe mucha menos atención pública.

El tráfico rodado es la principal causa del ruido en las ciudades, como también es el origen de los importantes problemas de contaminación de aire que sufre Madrid. De hecho, el 80% de la contaminación acústica en las ciudades tiene su origen en el tráfico rodado, mientras el ruido del ocio nocturno, muy presente en la percepción pública, solo contribuye un 4%. Medidas para el control del tráfico, por lo tanto, tendrían doble eficacia, reduciendo las enfermedades relacionadas con el ruido y las que se derivan de la contaminación atmosférica. Estos dos problemas constituyen unas de las principales causas de enfermedades y mortalidad en la población urbana.

- Advertisement -

No obstante, el Ayuntamiento de Madrid no muestra ninguna voluntad para abordar el problema. Con gran retraso se ha publicado el mapa de ruido de 2011. El correspondiente plan de acción contra el ruido, que recopila todas las medidas previstas para mejorar la situación, está pendiente desde hace casi un año. Su publicación a tiempo es una obligación legal por parte del Ayuntamiento de Madrid. Medidas planteadas en el anterior Plan de Acción –como el fomento del uso del transporte público y privado no-motorizado (bicicleta), aparcamientos disuasorios en las afueras, peatonalización de calles o reducción de velocidad– han sido ignoradas casi por completo. Especialmente las dos últimas son medidas sencillas y extremadamente eficaces para reducir el nivel de ruido. Por el contrario, se sube el precio del transporte público, al tiempo que se reduce y precariza.

Ecologistas en Acción denuncia esta actitud de no actuación del Ayuntamiento de Madrid frente a unos de los principales riesgos para la salud de sus ciudadanos y pide la publicación de los Planes de Acción correspondientes a los mapas de ruido del año 2012 con medidas eficaces, concretas y controlables para su puesta en práctica dentro de los próximos 5 años.

http://www.ecologistasenaccion.org/

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés