Cinco barcos españoles entre los más devastadores en los océanos agotados

Hoy en Greenpeace damos un paso más en la campaña por una pesca sostenible con el lanzamiento del informe Monster boats, una lacra para los océanos. En este informe se incluyen los nombres de 20 de los barcos más grandes y destructivos de Europa, 20 ejemplos de gigantes de la mar que contribuyen en gran medida a la sobrepesca a nivel global. En la lista se encuentran 5 barcos con bandera española.

Pero ¿qué es un monster boat? Y ¿por qué lanza Greenpeace esta lista?

Imagínate un barco de pesca de gran tamaño que utiliza métodos de pesca destructivos con el medio marino o que genera muchos descartes. Además algunos Monster boats pertenecen a empresas con casos de pesca ilegal a sus espaldas y que tienen políticas agresivas de expansión de su flota por los océanos de todo el mundo.

Los impactos que generan estos barcos también son de índole social, y las comunidades costeras de los países donde faenan se resienten de la actividad de estos barcos que pueden pescar en un día lo que decenas de barcos artesanales capturan en un año.

- Advertisement -

Sin embargo, los Monster boats y las empresas que están detrás de ellos disfrutan de privilegios otorgados por los gobiernos, como las altas subvenciones públicas que reciben desde hace años para que lleven a cabo su devastadora actividad, o el acaparamiento masivo de las cuotas de pesca.

Descripción: http://www.greenpeace.org/espana/Global/espana/2014/imgs/oceanos/monsterboats.jpg

Greenpeace señala hoy a 20 de estos barcos como un ejemplo de los buques pesqueros que deben ser retirados de nuestro mares si de verdad queremos conservar los océanos y las pesquerías en el futuro. Nuestro gobierno, que firmaba el año pasado la nueva Política Pesquera Común, tiene que pasar ya a la acción y hacer frente a la sobrecapacidad, retirar los barcos más destructivos. Empecemos por estos Monster boats.

3,2 millones de buques pesqueros faenaban en aguas de todo el mundo en 2010 según la FAO. De todos ellos solo un 2% son industriales, con una eslora de 24 a más de 100 metros. Los dueños de estos barcos se llenan los bolsillos a costa de saquear nuestros mares, pero sus beneficios apenas repercuten en las economías locales. Estos Monster boats son una lacra para los océanos.

Por eso desde Greenpeace reivindicamos firmemente un modelo de pesca 100% sostenible, un modelo respetuoso con el medio marino, justo socialmente y que cree puestos de empleo de calidad. Necesitamos políticas de pesca que garanticen un futuro con océanos saludables y comunidades pesqueras que puedan vivir de los recursos del mar de manera sostenible.

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés