Galicia. AGE pide un tope de 100.000 euros para las ayudas de la PAC y modificar la definición de agricultor activo

En su iniciativa, AGE explica que las ayudas de la PAC «no están sirviendo» ni para mantener el tejido productivo en el medio rural, ni para garantizar una alimentación sana y de calidad para la sociedad, así como tampoco –añade-

Alternativa Galega de Esquerda (AGE) ha registrado una proposición no de ley en el Parlamento con el fin de que, en las negociaciones con el Estado para el reparto de las ayudas de la Política Agraria Común (PAC), se incluyan criterios como un tope de 100.000 euros en la percepción de subvenciones o modificar la definición de agricultor activo.

   En su iniciativa, AGE explica que las ayudas de la PAC «no están sirviendo» ni para mantener el tejido productivo en el medio rural, ni para garantizar una alimentación sana y de calidad para la sociedad, así como tampoco –añade–, para garantizar la conservación del medio ambiente.

   En este sentido, advierte que la nueva PAC «pretende seguir dando cantidades millonarias del erario público a los terratenientes y grandes propietarios de la tierra», perjudicando a los agricultores que viven de su profesión.

   Además, asegura que una PAC que beneficie a las grandes superficies, «marginará directamente a países como Galicia», en que la mayor parte de las explotaciones son de pequeña o mediana dimensión.

   De esta manera, Alternativa propone modificar la definición de agricultor activo, de forma que se garantice que las ayudas se perciban por el sector de la población que sí es agricultor. Así, apunta que deben ser considerados agricultores aquellas personas que «perciban más del 25 por ciento de sus ingresos de la actividad agraria y esté dado de alta como agricultor en el régimen de la seguridad social».

   También quiere que se establezca un tope de 100.000 euros para la percepción de subvenciones, poner un pago por hectárea progresivo, remunerando más las primeras hectáreas de cada explotación; mantener en la medida de lo posible el acoplamiento de las ayudas, priorizando las actividades que crean empleo en las zonas desfavorecidas; establecer ayudas directas a la agricultura ecológica, las pequeñas granjas multifuncionales de venta directa o semidirecta, a la fruticultura, a la horticultura de proximidad, y demás sectores en los que Galicia es dependiente de las importaciones; y reclama ayudas para el establecimiento de un sistema público de investigación y asesoramiento técnico.

ECOticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés