Andalucía. Díaz sitúa la competitividad, la internacionalización y la innovación como retos del sector agroalimentario

  Durante la inauguración en Granada del IV Congreso de Cooperativas Agroalimentarias, que organiza la Federación Andaluza de Empresas Cooperativas Agrarias (Faeca)

La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, ha situado este martes la competitividad, una mayor internacionalización, la búsqueda de nuevos mercados, el aumento de la dimensión empresarial, la innovación y el acceso al crédito como retos del sector agroalimentario andaluz, que supone el 8 por ciento del PIB de la comunidad autónoma.

   Durante la inauguración en Granada del IV Congreso de Cooperativas Agroalimentarias, que organiza la Federación Andaluza de Empresas Cooperativas Agrarias (Faeca) y que reunirá entre este miércoles y jueves a cerca de 700 cooperativas agrarias y a otras entidades relacionadas en la ciudad, la presidenta ha considerado que este sector es, «además de estratégico», un sector de «arrastre en Andalucía» y con «vocación exportadora» que aporta casi un tercio del sector industrial en la comunidad y que será, según ha considerado, «fundamental» para afrontar la salida de la crisis.

   Díaz ha resaltado el papel de las cooperativas agroalimentarias, que, según ha apuntado, «forman un tejido empresarial creativo, innovador, y competitivo», fruto del «esfuerzo y de que han asumido riesgos y han invertido». Además, ha alabado su «capacidad» de adaptarse al momento actual, y crear «empleo estable y de calidad», contribuyendo además a la cohesión territorial y social de Andalucía.

- Advertisement -

   Por ello, el Gobierno andaluz, según ha dicho, va a seguir apostando por el sector e intentará mejorar la comunicación entre el tejido productivo y la administración que, según ha reconocido, con el anterior Ejecutivo vivió «algunos momentos de cuellos de botella» que dificultaron esa relación. De ahí, según ha sostenido, la separación de la Consejería de Agricultura de la Medio Ambiente, para que, desde la conformación del nuevo Gobierno se evidencie «de manera nítida» su apuesta por el sector agroalimentario.

   La presidenta, que se ha comprometido a reunirse por ello con el presidente de Faeca, antes de que finalice el mes de octubre, Jerónimo Molina, para abordar las necesidades del sector, ha apostado por aumentar el tamaño de las empresas, y ha recordado que para ello Andalucía cuenta con la Ley de Sociedades Cooperativas, para incrementar el nivel de concentración de la oferta.

TRANSPARENCIA EN LA CADENA DE PRECIOS

   Además, como otros de los retos que en su opinión enfrenta el mundo agroalimentario, ha aludido a la necesidad de mejorar los procesos de comercialización, la transparencia en la cadena de precios desde el origen hasta el consumidor y la internacionalización, que se verá reforzada, según ha afirmado, gracias al IV Plan de Internacionalización de la Economía Andaluza.

   También se ha comprometido a impulsar que se facilite el acceso al crédito, y en lo que respecta a las cooperativas, ha recordado que la Junta cuenta con un Fondo Reembolsable de Economía Sostenible para las empresas de economía social, que, según la presidenta, ha generado una inversión de 27 millones y más de 1.600 empleos en 91 proyectos.  

   Susana Díaz ha defendido además, en el debate sobre el futuro de la Política Agrícola Común (PAC), una norma que respete la diversidad y el potencial de la agricultura andaluza y que, para ello, mantenga los presupuestos de 2.000 millones de euros.

   En cuanto al Plan de Desarrollo Regional nacional, Susana Díaz ha señalado que la Junta lo apoyará «siempre y cuando las iniciativas del Ministerio no frenen el apoyo que desde el Gobierno andaluz le damos al sector», con medidas como la Ley de Fomento de la Integración Cooperativa y, en particular, el Plan Estatal de Integración Asociativa.

EL IV CONGRESO DE COOPERATIVAS AGROALIMENTARIAS

   El encuentro inaugurado por Díaz, que se organiza cada cuatro años y que es el mayor del ámbito cooperativo agrario andaluz, sirve, bajo el lema ‘Impulsando Valores’, de marco para que las cooperativas, instituciones, y empresas vinculadas con la actividad agraria, expongan y conozcan diversos puntos de vista sobre el sector agroalimentario. Así, asisten al Palacio de Congresos y Exposición de Granada representantes de cerca de 700 cooperativas agrarias de todas las provincias andaluzas, así como de otras entidades relacionadas con el sector.

   El IV Congreso de Cooperativas Agroalimentarias de Andalucía, a cuyo acto de inauguración han asistido también la consejera de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Elena Víboras, y el alcalde Granada, José Torres Hurtado, debatirá los actuales retos de la agricultura cooperativa, la aplicación de la reforma de la PAC en España, el presente y futuro del complejo agroalimentario andaluz, las necesidades alimentarias del mundo, las tendencias en alimentación, el cooperativismo en el contexto europeo, las oportunidades de la agroindustria, o la distribución.

   Las cooperativas agrarias andaluzas constituyen uno de los principales motores de la economía andaluza, con mayor incidencia social en el mundo rural. Este sector es, por tanto, pilar fundamental del sistema agroalimentario andaluz, tanto por la riqueza y empleo que genera como por aportar dinamismo al territorio rural, creando valor añadido para sus agricultores y ganaderos.

   En su calidad de empresas de la Economía Social, las cooperativas se asientan sobre valores como la solidaridad, la igualdad o la democracia que contribuyen a un reparto más equitativo de la riqueza y que suponen un modelo de empresa que, sin necesidad de primar el beneficio a cualquier precio, viene mostrando su fortaleza aún en tiempos de crisis. Ello se pone de manifiesto con el hecho de que las cooperativas de Faeca aumentaron en 2012 más de un 4,2 por ciento su facturación.

   La Federación Andaluza de Empresas Cooperativas Agrarias (Faeca), según ha explicado su presidente, representa a la práctica totalidad del cooperativismo agrario andaluz, que suma cerca de 800 cooperativas, con alrededor de 300.000 socios agricultores y ganaderos, con más del 50 por ciento de la producción agraria y mantienen alrededor de 40.000 empleos directos, a los que habría que sumar los empleos eventuales y empresas auxiliares asociadas a esta actividad.

   El sector cooperativo agrario andaluz ha venido demostrando su alto grado de competitividad y especialización, posicionando a sus productos como referentes en Europa. Es el caso del aceite de oliva y de las frutas y hortalizas, que suman el 40 por ciento de toda la facturación de las cooperativas agroalimentarias españolas.

ECOticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés