Elena Cebrián pide que la nueva PAC reconozca el papel de la agricultura mediterránea ante el cambio climático

La consellera ha señalado que el modelo actual de la PAC continental, que fue resultado de la negociación para el período 2014-2020, es «inapropiado» para las características del territorio y modelo productivo valenciano

La consellera de Agricultura, Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Rural, Elena Cebrián, ha reclamado que la nueva Política Agraria Común (PAC) reconozca las singularidades del modelo de producción mediterráneo, desarrollado en un espacio «especialmente vulnerable a los efectos del cambio climático», cuya agricultura puede contribuir a la adaptación y mitigación de este fenómeno.

Esta ha sido una de las cuestiones planteadas por Cebrián en la reunión que ha mantenido este martes con el ministro de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente, Luis Planas, un encuentro en el que la PAC ha sido objeto de «especial atención», ha indicado la Generalitat en un comunicado.

Cebrián ha defendido que la PAC 2021 debe reconocer las dificultades que atraviesan determinadas comarcas del área mediterránea para que los efectos de abandono de la actividad agraria no repercutan en un deterioro medioambiental y socioeconómico mayor, agravado por algunas prácticas comerciales perjudiciales para el agricultor como eslabón más débil de la cadena.

La consellera ha señalado que el modelo actual de la PAC continental, que fue resultado de la negociación para el período 2014-2020, es «inapropiado» para las características del territorio y modelo productivo valenciano, con «resultados adversos como la pérdida de más de un 40% de las personas beneficiarias y entre el 25 y 30% de los pagos directos con respecto a los importes abonados en 2010».

El Consell plantea la posibilidad de bolsas de derechos de pago regionales que otorgue flexibilidad al sistema, para que los derechos puedan reasignarse a jóvenes y nuevos agricultores profesionales que quieran instalarse en la actividad agraria. Tanto el Gobierno central como el Consell abogan por preservar el presupuesto de la PAC para poder hacer frente a los nuevos retos de la agricultura.

Cebrián también ha trasmitido al ministro su preocupación por la reducción, propuesta por la Comisión, del presupuesto destinado al desarrollo rural o la disminución en un 10% en la tasa de cofinanciación del segundo pilar, lo que implicaría un «mayor esfuerzo para las arcas de la Generalitat para un ámbito de interés prioritario, que incluye fondos para las estructuras agrarias, la diversificación de las economías rurales, la prevención y gestión forestal sostenible y de las zonas Natura 2000, o para impulsar pequeñas y medianas industrias agroalimentarias, entre otros», ha señalado.

Profesionalizar el sector agrario

En las observaciones de la Generalitat a la propuesta española para la reforma de la PAC 2021, Elena Cebrián ha mostrado también la importancia de profesionalizar el sector agrario, con más formación y asesoramiento a través de la PAC, y con la incorporación de jóvenes y mujeres, «pero sin menoscabo del apoyo a la agricultura a tiempo parcial, para asegurar unas condiciones de vida justas a los agricultores de la Comunitat, donde tradicionalmente esta figura es parte del modelo agrario», ha indicado.

Acompañada por el secretario autonómico de Agricultura, Francisco Rodríguez Mulero, la consellera ha pedido al Ministerio asumir el liderazgo en la innovación e incorporación de recursos tecnológicos como estrategia de simplificación, como es el caso del proyecto de monitorización de superficies agrarias que exigirá la nueva PAC o la creación de un sistema de información integrado de explotaciones agrarias que facilite el diseño de políticas agrarias y defensa del patrimonio rural, forestal y natural asociado.

Presupuestos y modernización de regadíos

La consellera también ha abordado la modernización de regadíos y ha destacado el esfuerzo presupuestario de la Conselleria a este fin, por lo que ha reclamado al Gobierno central un «esfuerzo financiero en este sentido», así como la reutilización de aguas residuales. Entre otras propuestas, la consellera ha planteado la creación de una mesa del regadío con la participación de todas las comunidades autónomas.

En el capítulo de la sanidad vegetal, Elena Cebrián ha expuesto la situación en las comarcas alicantinas afectadas por la Xylella fastidiosa, y los problemas que la Conselleria ha encontrado para su erradicación, en aplicación de las medidas obligatorias exigidas por la normativa comunitaria y nacional y por el propio plan de Contingencia.

Cebrián ha reiterado al ministro la necesidad de apoyo estatal para continuar defendiendo al sector agrario, al tratarse de una plaga de cuarentena con efectos graves y que por el momento no tiene curación, con brotes detectados también en otras comunidades autónomas. La consellera ha lamentado que el aumento de las aportaciones contra la Xylella, «aún insuficiente, se haga a costa de la lucha contra otras plagas o enfermedades vegetales».

La exigencia de reciprocidad en los acuerdos comerciales con países terceros, la especial vulnerabilidad ante la importación de cítricos de Sudáfrica, el impulso a los seguros agrarios, la ejecución del Fondo Europeo Marítimo Pesquero y las propuestas del Consell al Plan Multianual de Pesca de Demersales en el Mediterráneo han ocupado también parte de la reunión bilateral celebrada en el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, según ha informado la Generalitat.

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés