La aprobación de la ley de cambio climático en Baleares es de vital importancia

Además, han dicho que en la normativa «echan de menos medidas relativas a la estabilización y decrecimiento de la demanda de energía en las Islas», así como medidas «relacionadas con las infraestructuras de transporte».

El GOB ha considerado esencial el proyecto de Ley de Cambio Climático y Transición Energética que el Consell de Govern podría aprobar este viernes ya que «por primera vez el reto del cambio climático tiene rango de ley en las Islas».

Según ha informado el grupo ecologista en un comunicado, se trata de una «ley ambiciosa desde el punto de vista de transición de la producción de energía eléctrica», con medidas «valientes» a medio y largo plazo, y en, este sentido, han añadido que «deberían ser más inmediatas».

Además, han dicho que en la normativa «echan de menos medidas relativas a la estabilización y decrecimiento de la demanda de energía en las Islas», así como medidas «relacionadas con las infraestructuras de transporte».

- Advertisement -

La entidad ha destacado que «lo más positivo de la ley es la previsión del cierre progresivo de la central térmica de Es Murterar», aunque han considerado que esta medida debería ir acompañada de «un plan de reconversión de los puestos de trabajo asociados a sistemas energéticos en el ámbito de la transición energética».

También han considerado que es «imprescindible» la previsión de una «planificación territorial de la implantación de las energías renovables» por parte de los Consells. En este sentido, apuestan por la ocupación prioritaria y generalizada de superficies ya existentes en suelo urbano y por la generación distribuida de pequeñas instalaciones cercanas a los puntos de consumo, favoreciendo las instalaciones de autoconsumo con balance neto. No obstante, según añaden, esta medida no está definida en la Ley.

Otra medida que han calificado como «positiva» es la «obligación de las instalaciones de energías renovables en grandes superficies comerciales y polígonos industriales», si bien añaden que es necesario que el Govern investigue fórmulas de inversión que impliquen la participación real de la sociedad como productores de energía limpia, «dejando de lado el papel pasivo de los agentes sociales sólo como consumidores».

Por otro lado, han criticado que la normativa no prevea «la necesidad de incidir en escenarios de decrecimiento de la demanda energética». En este sentido, han considerado que «no se puede mantener el ritmo actual de crecimiento de la demanda energética asociada al consumo de energía eléctrica y de movilidad».

Finalmente, han añadido que la medida de cambiar la gama de vehículos a eléctricos «no es una medida suficiente», dado que es necesario «reducir» la cantidad de vehículos y «posibilitar alternativas a través de una política de movilidad y territorial con perspectiva climática, incidiendo en las nuevas infraestructuras de carreteras y transporte público».

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés