Actualizar

sábado, febrero 4, 2023

Cómo afecta la crisis climática en el hielo fluvial

La cubierta anual de hielo fluvial se reducirá en aproximadamente seis días por cada incremento de un grado Celsius en las temperaturas globales.

Más de la mitad de los ríos de la Tierra se congelan cada año. Estos ríos congelados apoyan importantes redes de transporte para comunidades e industrias ubicadas en latitudes altas. La capa de hielo también regula la cantidad de gases de efecto invernadero liberados por los ríos a la atmósfera de la Tierra.

«Utilizamos más de 400.000 imágenes satelitales tomadas durante 34 años para medir qué ríos se congelan estacionalmente en todo el mundo, que es aproximadamente el 56% de todos los ríos grandes», dijo Xiao Yang, un investigador postdoctoral en el departamento de ciencias geológicas en la Universidad de Carolina del Norte-Chapel Hill, autor principal del estudio, que se publica en Nature.

«Detectamos disminuciones generalizadas en la cobertura mensual de hielo en los ríos. Y la tendencia prevista de una futura pérdida de hielo probablemente conducirá a desafíos económicos para las personas e industrias a lo largo de estos ríos, y a cambios en los patrones estacionales en las emisiones de gases de efecto invernadero de los ríos afectados por el hielo».

El equipo también analizó los cambios en la capa de hielo del río en el pasado y modeló los cambios previstos para el futuro. Comparando la capa de hielo del río de 2008-2018 y 1984-1994, el equipo encontró una disminución global mensual que oscila entre 0,3 y 4,3 puntos porcentuales. Los mayores descensos se encontraron en la meseta tibetana, el este de Europa y Alaska.

«Es probable que la disminución observada en el hielo del río continúe con el calentamiento global previsto», explica el estudio.

Para el futuro, el equipo comparó la cubierta esperada de hielo del río hasta 2009-2029 y 2080-2100. Los resultados mostraron disminuciones mensuales en el hemisferio norte que van del 9 al 15% en los meses de invierno y del 12 al 68% durante la primavera y el otoño.

Se espera que las Montañas Rocosas, el noreste de Estados Unidos, el este de Europa y la meseta tibetana tengan el mayor impacto.

«En última instancia, lo que muestra este estudio es el poder de combinar cantidades masivas de imágenes satelitales con modelos climáticos para ayudar a proyectar mejor cómo cambiará nuestro planeta», dijo Tamlin Pavelsky, profesor asociado de hidrología global de UNC-Chapel Hill.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés