ONU declara un ‘estado de emergencia oceánica’

Miles de políticos, expertos y activistas ambientales se han reunido desde este lunes en Lisboa ante el llamado de la ONU. Para trabajar con el fin de preservar la frágil salud de los océanos y evitar los denominados ‘efectos en cascada’.

Los océanos ignorados

ONU declara un ‘estado de emergencia oceánica’. António Guterres, presidente de la ONU se lamentó amargamente del estado en el que se encuentran los océanos. Reflexionó acerca de lo poco que se los ha cuidado y preservado. Aparentemente hemos dado por sentado que, por el solo hecho de estar allí y por su magnificencia y enormidad, todo estaría bien.

Y aludió a un ‘efecto cascada’ que tendrá él no haberlos cuidado. Y que afectará al medio ambiente, a la biodiversidad y a los seres humanos. Lo hizo durante una conferencia de cinco días que acaba de dar comienzo el día 28 en la capital portuguesa. La misma lleva postergándose varios años por culpa de la pandemia.ONU declara un 'estado de emergencia oceánica'

Los océanos y los mares cubren más de dos tercios de la superficie del planeta. Y son generadores de más de la mitad del oxígeno que respiramos. Puesto que lo produce el fitoplancton. Pero también representan una fuente vital de alimentos para miles de millones de personas.

Por otra parte, los mares juegan un papel clave para la vida en la Tierra. Puesto que intervienen en la mitigación de los impactos del cambio climático. Estas enormes masas de agua son capaces de absorber alrededor de una cuarta parte del CO2 de generación antropogénica. Aun ante el aumento constante de las emisiones que se ha producido en las últimas 6 décadas.

Pero los costes para los mares son nefastos. Se han acidificado, lo que desestabiliza las cadenas tróficas acuáticas. Esto los hace entrar en una vorágine de autodestrucción. Puesto que el desequilibrio reduce su capacidad de capturar dióxido de carbono. Y al mismo tiempo implica que absorba más del 90% del exceso de calor que experimenta el planeta.

El mismo es generado por el calentamiento global culpa de las actividades humanas. Pero lo que muchos ignoran es que las olas de calor que experimentan los mares son mucho peores que las que se sienten en la corteza. Como la que está experimentando Europa en las últimas semanas. ONU declara un ‘estado de emergencia oceánica’.

De hecho, están causando estragos ecosistémicos de magnitudes insospechadas. Que además podrían ser irreversibles. Este es el caso del blanqueamiento de los arrecifes. O la proliferación de zonas muertas, producidas por eutrofización o por acumulación de basura. En ambos casos la vida desaparece junto con la incapacidad de disfrutar de la luz solar.

No aprendemos más

Los participantes de esta reunión en la capital portuguesa discutirán diferentes propuestas. Entre ellas destacan las que conciernen a los plásticos. Que van desde el reciclaje hasta la prohibición total del uso de bolsas de plástico. El problema de la sobrepesca también está en la agenda de la conferencia que ha sido organizada conjuntamente por Portugal y Kenia.

En realidad, no se sabe a ciencia cierta cuál es la magnitud real de los daños ocasionados a los océanos por causa del cambio climático. Y no es que estemos haciendo algo eficaz para combatir sus consecuencias. Al contrario, se espera que tanto la contaminación por plásticos como la del aire se incremente. Y a ritmos más acelerados que los actuales. ONU declara un ‘estado de emergencia oceánica’.

Los efectos de los microplásticos matan a miles de aves y mamíferos cada año. y los siguientes en la lista de víctimas somos los seres humanos. Puesto que ya han entrado en las cadenas tróficas primarias. Es decir que, el plancton presenta trazas de micro y nano plásticos. Y este tipo de compuesto puede resultar bioacumulativos. O sea que no solo matamos a los océanos. Sino que hacemos lo posible por autoextinguirnos.

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés