Tras salir a la luz el escándalo de Volkswagen, Australia revisará las pruebas de emisiones de gases de vehículos

En un comunicado conjunto, los Ministerios de Medio Ambiente, Proyectos y Energía han informado de que se ha creado un grupo de trabajo destinado a reducir las emisiones dañinas de los vehículos y a incrementar la eficiencia de los automóviles vendidos en Australia.

Australia revisará sus niveles y procedimientos de test de emisiones de gases de vehículos, según ha anunciado el Gobierno este sábado, después de que los medios señalaran los relativamente laxos estándares del país al conocerse el reciente escándalo en el que se han visto involucrados miles de automóviles de Volkswagen.

En un comunicado conjunto, los Ministerios de Medio Ambiente, Proyectos y Energía han informado de que se ha creado un grupo de trabajo destinado a reducir las emisiones dañinas de los vehículos y a incrementar la eficiencia de los automóviles vendidos en Australia.

Esta medida se ha tomado después de que, tras salir a la luz el escándalo de Volkswagen, los medios australianos acusaran al país de tener unos estándares de emisión inferiores a los de otros países desarrollados, en parte debido a los intentos por recortar costes de la industria manufacturera automovilística local, que no ha sido capaz de competir con las importaciones y que cesará la producción completa en 2017.

Volkswagen se ha visto envuelta en un sonado escándalo después de que varias pruebas mostraran que a miles de unidades se les había instalado un aparato diseñado para ‘disfrazar’ los niveles de emisión.

ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés