Murcia implementa nuevos equipos para controlar la calidad del aire de la Región

En este sentido, ha apuntado que estos equipos están en fase de licitación de su adquisición y que se trata de analizadores para benceno, tolueno y xileno, uno de amoniaco, dos de dióxido de azufre, dos de dióxido de carbono y dos de ozono, así como un captador secuencial de partículas con cabezal PM2,5.

La Comunidad ha adquirido nueve equipos analizadores para mejorar las estaciones que controlan la calidad del aire en la Región, que estarán instalados en la Región antes de fin de año. La consejera de Agricultura, Agua y medio Ambiente, Adela Martínez Cachá, ha informado esta tarde en la Asamblea Regional del Plan de mejora de la calidad del Aire en la Región de Murcia 2016-2018, que contempla 56 medidas para evitar este tipo de contaminación en la Región.

En este sentido, ha apuntado que estos equipos están en fase de licitación de su adquisición y que se trata de analizadores para benceno, tolueno y xileno, uno de amoniaco, dos de dióxido de azufre, dos de dióxido de carbono y dos de ozono, así como un captador secuencial de partículas con cabezal PM2,5.

Según dice, la legislación actual no obliga a medir partículas de sileno, pero estos nuevos analizadores «nos permitirán medirlo y mejorar las estaciones». Además, ha añadido que las ocho estaciones fijas de medición de la calidad del aire cubren las seis zonas en las que está dividida la Región en materia de calidad del aire.

- Advertisement -

Actualmente en la Región hay ocho estaciones fijas y dos móviles que velan por la calidad del aire. Las fijas se ubican en Caravaca, en el núcleo urbano de Lorca, hay dos en el Valle de Escombreras, una en la zona de Mompeán, en Cartagena, hay otras dos en Murcia ciudad y una en La Aljorra.

Mientras que las unidades móviles afirma que se emplean en «periodos representativos» como por ejemplo cuando se dio el episodio de contaminación en Alcantarilla.

En 2016 se prevé realizar una inversión de 540.000 euros para implantar medidas de control de la calidad del aire. Además, a final de este año se constituirá la comisión de seguimiento del plan que se encargará de evaluar las medidas y se reunirá anualmente.

Durante su intervención en el Pleno, la consejera ha recordado que el plan de calidad del aire, que se aprobó en noviembre de 2015 y se publicó en el BROM en febrero de este año, contempla 56 medidas que servirán para «resolver los problemas que en materia de calidad del aire preocupan a los ciudadanos», a lo que ha añadido que para elaborar el documento contaron con aportaciones de 70 organismos y asociaciones en dos fases, una en 2014 y otra de exposición pública en 2015.

Por otro lado, ha advertido que en la Región «nunca se ha superado el umbral de alerta, en ningún caso ha habido que alertar a la población». No obstante, sí que ha indicado que ha habido niveles que les han hecho estar en aviso, sobre todo porque el ozono se localiza en zonas como Lorca y Caravaca y el óxido de nitrógeno «solo se ha superado en Murcia centro, en la estación de San Basilio».

Martínez-Cachá ha manifestado a los grupos que también trabajan con las administraciones locales para mejorar los sistemas mediante los que llega la información a la población.

Para ello ha expuesto que empresas como Derivados Químicos cuentan con un sistema mediante el cual se transfiere a la consejería los datos que emiten. «Eso lo seguiremos haciendo con más empresas y trabajaremos en la concienciación de la ciudadanía», concluye.

En cuanto a los grupos parlamentarios, el portavoz de Ciudadanos, Miguel Sánchez, ha asegurado que la contaminación por ozono «no solo es crónica en la Región, sino que ha empeorado, afectando a zonas donde no existía como Caravaca de la Cruz».

Demandan una estrategia global entre las consejerías porque considera que las causas abarcan desde el tráfico rodado hasta la producción de energía.

La diputada de Podemos, María Giménez, ha expuesto que el plan se ha aprobado «tarde y mal».

Para Giménez el plan «es humo» y considera que establece decenas de medidas que no cuentan con asignación presupuestaria. «Nuestras propuestas han de adaptarse a los valores límites de la Organización Mundial de la Salud», ha indicado.

La socialista Yolanda Fernández considera que el Plan regional de Calidad del Aire 2015-2018 nace obsoleto, pues es un plan que se empezó a gestar en 2013 y ha necesitado para su elaboración final y aprobación tres años.

Entre las carencias que menciona la diputada del plan destaca que en él «no se habla mucho de salud, no se establecen estudios epidemiológicos, tal y como establece la Estrategia Española de la calidad del aire, necesarios para sucesos como el ocurrido en Alcantarilla o en el vertedero de Abanilla».

Por último, el popular Juan Guillamón ha destacado que buena parte de las medidas que contempla el plan «ya están realizadas» y ha señalado que es la primera vez que el plan tiene financiación.

«Es un plan ampliamente consensuado y va a solucionar problemas de calidad del aire», indica.

ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés