El Corte Ingles reduce sus emisiones de CO2

Asimismo, destaca su colaboración con los planes de renovación de electrodomésticos y ha aumentado el número de contenedores de recogida de pequeños aparatos eléctricos y electrónicos en los que ha recogido hasta 19 millones de kilos.

El Corte Inglés ha reducido un 35 por ciento su consumo energético en el periodo 2008 a 2015, tras un plan de Medio Ambiente con el que ha rebajado en un 31 por ciento sus emisiones de dióxido de carbono (CO2) y un 29 por ciento su consumo de agua en ese periodo.

Según han informado los grandes almacenes, la empresa ha logrado el objetivo previsto. En el último año ha ampliado su adquisición de energía eléctrica procedente de fuentes renovables que representa ya un 28 por ciento del total y ha mejorado la gestión de residuos.

Asimismo, destaca su colaboración con los planes de renovación de electrodomésticos y ha aumentado el número de contenedores de recogida de pequeños aparatos eléctricos y electrónicos en los que ha recogido hasta 19 millones de kilos.

- Advertisement -

La reducción del consumo energético en estos siete años de un 35 por ciento supone una disminución del 1,15 por ciento de kilowatios hora por metro cuadrado en el último ejercicio, en el que ha implantado también nuevas técnicas para optimizar la calidad de iluminación de mercancía y de las instalaciones de frío comercial.

En concreto, añade que las medidas adoptadas en las instalaciones de frío comercial han permitido un ahorro del 50 por ciento del consumo eléctrico y ha iniciado el sistema ‘retrofit’, que supone una mejora tecnológica de los muebles que a su vez permite una mejora energética.

Respecto a las emisiones de gases de efecto invernadero, que se han reducido en un 31 por ciento, apunta que en 2015 se evitó la emisión de 2.839,64 toneladas de CO2 equivalente.

En cuanto al agua, a través del plan de gestión sostenible del agua se ha ahorrado en el último año un 3 por ciento del recurso, lo que supone una disminución del 39 por ciento entre 2008 y 2015.

La empresa ha anunciado también que ha elaborado un plan de formación específico que se impartirá al personal implicado en el mantenimiento de instalaciones para optimizar la calidad de las aguas residuales.

En materia de residuos, ha disminuido el consumo de distintos tipos de embalajes, bolsas de plástico o cajas de envío de mercancías reutilizables, con la adopción de medidas como la disminución de bolsas de un solo uso ofreciendo alternativas como las bolsas de papel.

Igualmente, ha ampliado la certificación FSC a los tiques de aparcamiento, sobres de facturación, bolsas de papel de panadería, entre otras. En 2015 ha reutilizado o reciclado más de 48 millones de kilos procedentes de residuos generados por la actividad comercial, así como de los servicios prestados a clientes.

ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés