Actualizar

miércoles, febrero 8, 2023

Restricción del tráfico en los accesos al área metropolitana de Barcelona durante los episodios de contaminación

La Generalitat convocará una cumbre en enero con todas las administraciones públicas y entidades para «calendarizar» medidas tangibles para los ciudadanos en relación a la restricción del tráfico en los accesos al área metropolitana de Barcelona durante los episodios de contaminación por elevados niveles de NO2 y PM10.

En declaraciones a los medios este martes tras la reunión de la Mesa de Calidad del Aire de la conurbación de Barcelona, el conseller de Territorio y Sostenibilidad de la Generalitat, Josep Rull, ha destacado la importancia de la cumbre de enero porque permitirá «pasar de la teoría a la práctica», y ha avanzado que las medidas se empezarán a aplicar a finales de 2017.

El encuentro contará con la Conselleria de Territorio, que es quien determina los episodios de contaminación; la de Interior, que tiene capacidad sancionadora y para limitar el acceso de vehículos; la de Salud; el Ayuntamiento de Barcelona, el Área Metropolitana de Barcelona (AMB) y los grandes municipios de las zonas de protección especial, entre otros.

Según Rull, para regular el acceso es necesario garantizar que el transporte público podrá absorber la movilidad que se abandone del transporte privado por los episodios; determinar qué coches podrán entrar en la zona restringida y cuáles no, y establecer el control de coches prohibidos en estas zonas.

Ha considerado que estas restricciones puntuales por episodios de contaminación «se pueden llegar a convertir en estructurales», y ha añadido que la cumbre coordinará el trabajo elaborado desde el Ayuntamiento de Barcelona, la Diputación y el AMB.

CONSENSO ENTRE ADMINISTRACIONES

«Esto es posible de hacer si estamos todas las administraciones alineadas, y por ello hace falta consenso y mucho sentido de la responsabilidad», ha dicho el conseller, al destacar que hasta ahora la Mesa ha permitido compactar posicionamientos.

A su parecer, la Generalitat tiene el papel de dar un «marco de coherencia» a los diferentes protocolos ya impulsados –el del AMB y el del Ayuntamiento de Barcelona–, además de proporcionar una potencia normativa para que sean operativos.

«No estamos hablando de una cuestión irrelevante sino de un problema grave que necesita respuestas claras, ciertas y viables», ha sostenido Rull, al defender un trabajo muy compactado entre todas las administraciones para acabar con la fragmentación de las medidas.

LECTORES DE MATRÍCULAS

La Mesa, que se ya ha reunido cinco veces desde el inicio de legislatura, ha determinado algunos «aspectos determinantes» para poder aplicar estas regulaciones, como reforzar el transporte público, lo que implicaría previsiones de episodios a 48 horas, analizar franjas para incrementar la oferta, habilitar aparcamientos gratuitos y regular la demanda.

Este organismo también ve necesaria la distribución de etiquetas y comunicación al ciudadano; modificar el reglamento del tráfico para poder sancionar en caso de incumplir la restricción; habilitar lectores de matrículas y modificar ubicaciones de control, y habilitar carriles bus y bus VAO.

ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés