El cambio climático contribuirá a un año difícil para el agro

El cambio climático hará del 2010 un año difícil para el sector agropecuario, por lo que lograr el uso racional del agua y tecnificar el riego en el campo serán de los principales retos para la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa), señaló su titular Francisco Mayorga.

Para empezar, indicó el funcionario federal, se trabajará intensamente en un programa de uso eficiente del agua, ya que la agricultura absorbe entre el 80 y el 85 por ciento del agua disponible en tareas de riego.

 

El objetivo será utilizar tecnología de riego que haga más eficiente el consumo del vital líquido, el cual se desperdicia en un 30 por ciento por ineficiencia en la aplicación del riego.

 

Hay que recordar que en febrero la Sagarpa anunció el arranque del Programa de Construcción de Pequeñas Obras Hidráulicas, al que destinó mil 500 millones de pesos con la intención de ayudar a evitar la erosión de los suelos, la degradación de la cubierta vegetal, aumentar la humedad disponible y permitir la recarga de los mantos acuíferos.

 

Además, en junio, la Sagarpa y los fideicomisos Instituidos en Relación con la Agricultura (FIRA) y el de Riesgo Compartido (Firco) firmaron un convenio para llevar a cabo el Proyecto Estratégico de Tecnificación del Riego, a través del cual el Programa para la Adquisición de Activos Productivos de la Sagarpa transfirió a los dos fideicomisos por lo menos 686 millones de pesos para otorgar créditos a los productores agrícolas de riego con el fin de adquirir e instalar sistemas de riego presurizados y hacer un uso eficiente del agua.

 

El programa de tecnificación del riego, informó la Sagarpa, consiste en hacer que los productores transiten del riego rodado al de compuertas, aspersión, microaspersión y al sistema de riego de cinta.

 

La infraestructura hidroagrícola del país comprende 6.5 millones de hectáreas distribuidas en 85 distritos y 39 mil unidades de riego, de las cuales entre 2001 y 2007 se sembraron en promedio 5.4 millones de hectáreas anuales.

 

En el programa de tecnificación de riego el gobierno federal apoyó con 50 por ciento del costo, el 45 por ciento se obtuvo vía financiamiento y el cinco por ciento lo aportó el productor.

 

Mayorga indicó que como parte de las acciones para eficientar el uso del agua en 2010 se buscará detener el deterioro de los suelos, sobre todo en donde hay pendientes y zonas de montaña. A través del Programa de Producción Pecuaria Sustentable y Ordenamiento Ganadero y Apícola (Progan) se pretende equilibrar la capacidad de agostadero con la carga animal en zonas ganaderas.

 

“Tenemos también el programa de obras pequeñas de retención de agua, sobre todo en zonas montañosas o en las zonas del semidesierto y estar trabajando de la mano con los centros de investigación para encontrar maneras o prácticas culturales que liberen menos dióxido de carbono a la atmósfera.

 

Mayorga señaló que aunque México se está preparado para enfrentar los impactos del cambio climático, reconoció que “el problema es tan grande que nos rebasa como país; es un problema global y tenemos que entrar en esquemas de cooperación internacional y coordinación de esfuerzos”.

 

Mencionó que la elección del director de Asuntos Internacionales de la Sagarpa, Víctor Villalobos Arámbula, como director del Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA), cargo que asumirá el 15 de enero por un periodo de cuatro años, abre a México muchas posibilidades, “porque él, con una visión ya hemisférica, nos puede ayudar a coordinar las políticas mexicanas con las que tengan otros países del hemisferio y con otros países del mundo”.

 

Respecto al precio de los alimentos, Mayorga indicó que los productos agrícolas que ahora están firmes pueden tender al alza en 2010, lo cual, dijo, dependerá sobre todo del impacto de fenómenos climáticos.

 

“Pero también de lo que pase en los mercados financieros, principalmente mercados cambiarios que puedan modificar el tipo de cambio, y también qué tanto se pueda salir con orden de la depresión, sin provocar una inflación generalizada por los gastos que han hecho los gobiernos para reactivar sus economías”.

 

Mayorga resaltó que el sector agropecuario cierra el 2009 con un crecimiento del dos por ciento y destacó que el comportamiento del sector azucarero fue favorable porque México exportó más de un millón de toneladas de azúcar a Estados Unidos; otro sector que tuvo buen comportamiento fue el de las hortalizas y frutales, de los que el aguacate ha sido exitosamente recibido en el mercado mundial.

Pnuma

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés