Industria acusa a las energías renovables y el autoconsumo de una ‘hipotética’ a futuro subida del recibo de la luz del 50%

Según fuentes de Industria, el ejercicio 2014 ya cerrará en positivo, con un superávit de entre 100 y 200 millones, con lo que el sistema eléctrico registrará superávit por primera vez desde 2004 y dejará de generar una deuda que, en términos acumulados, ronda los 28.000 millones de euros.

El Ministerio de Industria, Energía y Turismo espera que el sistema eléctrico arroje superávit de tarifa tanto en 2014 como en los años sucesivos hasta 2020 sin necesidad de subidas en los peajes, esto es, en la parte regulada del recibo de la luz.

Según fuentes de Industria, el ejercicio 2014 ya cerrará en positivo, con un superávit de entre 100 y 200 millones, con lo que el sistema eléctrico registrará superávit por primera vez desde 2004 y dejará de generar una deuda que, en términos acumulados, ronda los 28.000 millones de euros.

Los superávit que aparezcan a partir de ahora, en línea con la actual Ley del Sector Eléctrico, se dedicarán a rebajar el principal y los intereses de esta deuda, cuyo coste anual ronda los 3.000 millones y que se carga sobre el recibo de la luz.

De esta forma, 2015 se convertirá en el primer año en el que se verá rebajada una deuda cuyo coste anual sobre el recibo de la luz lo encarece entre un 10% y un 15%.

La última liquidación de 2014, que se conocerá en noviembre, arrojará un saldo positivo tras la transferencia por parte del Ministerio de Hacienda del canon hidráulico y tras la recuperación de una parte de la retribución de más pagada a las renovables en 2013. Para 2015, se espera un superávit de tarifa aún mayor.

Industria ha remitido además a la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) una planificación financiera del sistema eléctrico hasta 2020 en la que se recoge esta previsión de sucesivos superávit sin subidas de peajes durante los próximos seis años.

EL RECIBO EN 2015, SIMILAR A 2014.

El panorama actual de precios, una vez acometidas las principales medidas de la reforma energética, es de «estabilidad con tendencia a la baja y sin déficit», señalan las fuentes. Para 2015, el recibo de la luz evolucionará «en líneas generales como en 2014».

En todo caso, Industria no ofrece un pronóstico cerrado porque la evolución del recibo depende en parte de las fluctuaciones del mercado eléctrico y porque está apreciando cambios en los comportamientos de los consumidores, entre ellos un descenso en la potencia contratada, que le impiden afinar sus previsiones de demanda.

Hasta 2020, espera un incremento medio de la demanda del 0,7% anual y da por hecho la ruptura en la inelasticidad de esta variable, que antes evolucionaba de una forma parecida al PIB y que ahora lo hace en menor medida.

Aún así, los aumentos de la demanda permitirán reducir progresivamente el peso de los peajes sobre los costes totales del recibo y, con ello, facilitar posibles bajadas en años futuros.

MEDIDAS DE PEDRO SÁNCHEZ.

Las fuentes de Industria se muestran además muy críticas con la posición del secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, acerca de las renovables y el autoconsumo, cuya implementación implicaría desde su punto de vista una subida del recibo de la luz del 50%.

Fuentes del PSOE rechazaron este extremo y explicaron a Europa Press que el partido no ha presentado aún ninguna propuesta energética concreta con cifras cerradas. En la actualidad, está trabajando en un plan de transición energética hasta 2050 en el que combina su apoyo a las renovables y el autoconsumo con la necesidad de un precio competitivo, indican.

ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés