Autoconsumo ya de energía de plantas alimentadas con purines

«Estamos comenzando a tener relaciones formales con Dinamarca para colaborar conjuntamente en soluciones que allí son viables desde el punto de vista de la conversión de las deyecciones ganaderas en un elemento valorizable», ha afirmado Pelegrí.

El conseller de Agricultura, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medio Natural, Josep Maria Pelegrí ha afirmado este miércoles que la Generalitat reclama al Estado que permita a las explotaciones agrarias consumir electricidad de plantas alimentadas con purines, como se está haciendo en otros países.

«Estamos comenzando a tener relaciones formales con Dinamarca para colaborar conjuntamente en soluciones que allí son viables desde el punto de vista de la conversión de las deyecciones ganaderas en un elemento valorizable», ha afirmado Pelegrí.

Esta colaboración con Dinamarca, ha dicho, reafirma la idea de que los purines «no son un residuo sino un subproducto».

Pelegrí ha señalado que en Dinamarca se convierten las deyecciones en productos energéticos, mientras en España se incide más en los purines como abono, un subproducto: «Si queremos crecer se podría utilizar como energía produciendo biogás o electricidad».

Pelegrí ha hecho estas declaraciones en Lleida, donde acompañado del director general de Agricultura y Ganadería, Miquel Molins, y del subdirector general de Agricultura, Joan Gòdia, ha presentado las actuaciones llevadas a cabo en el proyecto Life+ Futuro Agrario después de dos años de desarrollo.

El objetivo de este proyecto, según ha dicho el conseller, «es que todo el mundo disponga de las mejores prácticas disponibles tanto para la granja como para la aplicación en campo».

En las zonas con alta densidad ganadera existen dificultades a la hora de gestionar las deyecciones ganaderas que implican una fuerte presión social y ambiental, y en las cuales hay que transferir tecnologías de gestión y tratamiento de deyecciones ganaderas que sean económicamente viables y al mismo tiempo sostenibles, ha dicho el conseller.

En este sentido, ha manifestado que la concesión de proyectos como este tiene que ser una herramienta más por hacer frente al cambio de modelo de gestión de la fertilización y las deyecciones ganaderas, haciendo compatibles la agricultura con el desarrollo de la actividad ganadera, que es «uno de los principales motores del sector primario en Catalunya».

Todas las actuaciones que se llevan a cabo en este proyecto están relacionadas con la minimización del impacto de las deyecciones ganaderas mejorando su gestión, tanto en la granja como durante su aplicación agrícola, y es por eso que se han concretado tres tipos de actuaciones demostrativas: minimizar el exceso de nitrógeno en granja, mejorar la eficiencia de la fertilización utilizando deyecciones ganaderas y la extracción de nutrientes en suelos que tienen una elevada fertilidad.

Según ha dicho el conseller, «hay que buscar todos los recursos necesarios para hacer compatible la producción con las exigencias normativas actuales, y para dotar el sector de toda la información y tecnología disponibles».

Entre estos recursos, ya impulsados por la Conselleria a través del Plan Estratégico de fertilización y tratamiento de las deyecciones ganaderas, hay que destacar la creación de la Oficina de fertilización y tratamiento de deyecciones ganaderas, punto a partir del cual los interesados tienen acceso a la información.

Pelegrí ha señalado que desde su departamento se han publicado varias líneas de ayuda ligadas a prácticas agrarias sostenibles, «con las que el sector tiene la oportunidad de adquirir toda esta tecnología disponible y que ya se ha probado que funciona».

ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés