Olot gana el premio europeo a la aplicación de energías renovables

El premio significa el reconocimiento de Olot como ciudad pionera en Europa en la aplicación de la geotermia (aprovechar la temperatura de la tierra) en la climatización de edificios públicos y casas particulares.

El proyecto Xarxa Espavilada de Calor (XAC) de Olot ha ganado el premio Ciudad del año en bombas de calor geotérmicas. En esta edición, la European Heat Pump Association (Asociación Europea de Bombas de Calor) ha dado el premio a dos ciudades. La otra ciudad premiada es Mäntsälä (Finlandia). Olot había sido elegida entre ocho ciudades finalistas: Antwerp (Bélgica), Drammen (Noruega), Götheborg (Suecia), Greven (Alemania), Oslo (Noruega) y Mäntsälä (Finlandia).

Tras la participación de más de 1.700 votantes en línea y de la decisión de un jurado, los proyectos de Olot y el de Mäntsälä han sido los ganadores. Así pues, los técnicos del Consorcio de Medio Ambiente y Salud Pública del Ayuntamiento de Olot recogieron el premio el día 3 de junio por la noche. Entre ellos, estaba Manuel Serrat ingeniero y autor del proyecto.

El premio significa el reconocimiento de Olot como ciudad pionera en Europa en la aplicación de la geotermia (aprovechar la temperatura de la tierra) en la climatización de edificios públicos y casas particulares.

El proyecto de Olot ya ha sido puesto en práctica en la plaza Mercado (inaugurada en noviembre de 2014). En este lugar hay 24 pozos de captación de geotermia de 100 metros, 3 bombas de calor y 2 acumuladores de 2.000 litros de agua. También hay dos calderas, con capacidad para consumir 620 toneladas de biomasa al año; 120 paneles de captación de energía fotovoltaica y 4 calderas de gas natural. El Poyecto, conocido también como isla energética, es gestionado por Wattia, SL y financiado por Gas Natural. La inversión es de 800.000 €.

En acción en la plaza Mercado y una vez esté construida la sala de las energías que se prevé en el edificio del antiguo hospital, el sistema se extenderá a los edificios de la residencia Montsacopa y el Hospicio, donde está la residencia de la Caridad. En una segunda ampliación debe abastecer el centro de jubilados y el edificio de la Fundación de Estudios Superiores.

Una vez los edificios públicos estén abastecidos, los particulares del centro que se quieran abastecer de energía municipal lo podrán hacer.

La intención del Consorcio de Medio Ambiente y Salud Pública es disponer de capacidad para dotar de energía a toda la ciudad. Así pues, tienen en previsión un segundo paso.

Se trata de conectar el Instituto Garrotxa (desde el 2012, se abastece en un 50% a través de energías renovables), con el Hospital de Olot y comarcal de la Garrotxa. A partir de aquí las viviendas familiares del Plan de Arriba podrán entrar en la red.

La idea final explicada recientemente por Josep Maria Corominas (alcalde de Olot por CiU) es que la red de eficiencia energética se extienda de Olot por toda la comarca. Según él, se trata de una apuesta adecuada con respecto a una comarca insertada en gran parte dentro del Parque Natural de la Zona Volcánica de la Garrotxa.

La intención es que la futura red de energía inteligente comarcal sirva para aprovechar la biomasa del sotobosque de los bosques comarcales. La Garrotxa es una de las comarcas catalanas con más superficie de bosque. Poder aprovechar el sotobosque debe suponer la creación de un nuevo complemento de riqueza. Es decir, si bien la riqueza principal de los bosques continuará siendo la madera de los árboles, el aprovechamiento de los troncos y ramas ahora inútiles servirá para crear puestos de trabajo.

El proyecto de Mäntsälä (22.000 habitantes) es comparable con el de Olot. Prevén usar pozos de geotermia y calderas de biomasa para en una primera fase abastecer 1.500 casas.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés