La Asociación Empresarial Eólica ve necesario un ‘gran pacto’ en el COP21

De los 170 países que han remitido a Naciones Unidas compromisos de reducción de emisiones para París (INDC, siglas de Intended Nationally Determined Contribution, en la jerga de las negociaciones), responsables del 95% de las emisiones globales, prácticamente todos ellos tienen planes para incrementar el peso de las energías renovables en sus mix energéticos

Representantes de 195 países y de la Unión Europea se reúnen a partir de mañana en la Cumbre del Clima de París (COP21) con el fin de alcanzar un pacto global de lucha contra el cambio climático que gestione el proceso mundial de descarbonización para que la temperatura del planeta no supere los 2º C a finales del siglo XXI. La Asociación Empresarial Eólica (AEE), que representa a más del 90% del sector eólico en España, considera fundamental que se llegue a un acuerdo ambicioso para sustituir al Protocolo de Kioto en el que el compromiso alcance a todo el Planeta.

De los 170 países que han remitido a Naciones Unidas compromisos de reducción de emisiones para París (INDC, siglas de Intended Nationally Determined Contribution, en la jerga de las negociaciones), responsables del 95% de las emisiones globales, prácticamente todos ellos tienen planes para incrementar el peso de las energías renovables en sus mix energéticos. Es más, la inversión en renovables es la estrategia más común para alcanzar los compromisos (ver gráfico). Y 54 de estos países –todos ellos emergentes– mencionan expresamente a la energía eólica como una de las herramientas que planean usar para reducir las emisiones.

grafico cambio climatico

Fuente: UNFCCC

Al ser una de las tecnologías más baratas para nuevas instalaciones, según organizaciones internacionales como la Agencia Internacional de la Energía, IRENA o la Comisión Europea, la eólica va a tener un papel fundamental en este escenario. Su coste medio armonizado de generación (LCOE, según sus siglas en inglés) ha caído alrededor de un 10% en el mundo desde 2010 y un 68% desde 1984.

En este contexto, España destaca como una de las superpotencias eólicas mundiales. Gracias a la apuesta pionera de las empresas, el apoyo del regulador y de los ciudadanos, hoy las compañías de nuestro país son propietarias del 10,5% de toda la potencia eólica instalada en el Planeta, nada menos que de 40.000 MW. La industria eólica con manufactura en España ha fabricado el 12% de los aerogeneradores y componentes eólicos del mundo. Con la tecnología eólica española instalada a lo largo y ancho del globo se podría haber cubierto el consumo eléctrico de Austria y Hungría en 2014. Y gracias a ella, el año pasado se evitó la emisión a la atmósfera de 71,5 millones de toneladas de CO2, el equivalente a las emisiones totales de Nueva Zelanda en un año o a plantar 10 millones de hectáreas de bosques. Y las empresas eólicas dan empleo a unas 90.000 personas en el mundo, con lo que han generado el 9% del empleo eólico mundial. Es decir, que la eólica española tendrá mucho que decir en el camino hacia una economía descarbonizada a nivel mundial.

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés