Actualizar

domingo, enero 29, 2023

Bruselas autoriza cuatro planes de ayuda de Francia a instalaciones eólicas y solares

El Ejecutivo comunitario ha concluido que estos esquemas de apoyo están en línea con las normas europeas de ayudas de Estado y ha destacado que ayudará a Francia a alcanzar su objetivo para 2020 de satisfacer el 23% de sus necesidades energéticas a través de fuentes renovables.

La Comisión Europea ha aprobado este viernes cuatro planes de ayuda de Francia a la producción de electricidad procedente de instalaciones eólicas y solares tanto en edificios como sobre el terreno, que permitirán al país producir más de 7 gigavatios adicionales energía procedente de fuentes renovables.

El Ejecutivo comunitario ha concluido que estos esquemas de apoyo están en línea con las normas europeas de ayudas de Estado y ha destacado que ayudará a Francia a alcanzar su objetivo para 2020 de satisfacer el 23% de sus necesidades energéticas a través de fuentes renovables.

La comisaria de Competencia, Margrethe Vestager, ha afirmado que estos cuatro regímenes de ayudas «ayudarán a Francia en su transición hacia un suministro energético con bajas emisiones de carbono y sostenible».

«Estas medidas incluyen un concurso público neutral desde el punto de vista tecnológico que estimulará la competencia entre instalaciones solares y eólicas y contribuirán a que la UE logre sus objetivos medioambientales», ha manifestado la danesa.

En concreto, el plan para energía solar terrestre cuenta con un presupuesto provisional de 188 millones anuales, mientras que los dos esquemas de energía solar cuentan con una financiación de 232 millones de euros al año. El cuarto de los regímenes, que incluye instalaciones eólicas y solares, tiene un presupuesto de 6 millones de euros anuales.

Los cuatro planes incluyen un plan de evaluación detallado para examinar su impacto. Las autoridades francesas deben entregar a Bruselas un informe preliminar sobre esta evaluación en 2018, mientras que el informe final debe elaborarse para 2022.

El Ejecutivo comunitario ha analizado estos regímenes bajo las normas sobre ayudas de Estado, que permiten el apoyo público mientras que los fondos sean limitados y los operadores no sean sobrecompensados.

Bruselas ha concluido que las medidas impulsarán la cuota de electricidad producida a través de fuentes renovables en Francia, al mismo tiempo que ha estimado que minimizan la distorsión a la competencia que provoca el apoyo estatal.

ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés