94,2% de los ciudadanos aboga por aumentar el apoyo a las renovables y el 78% por las ayudas al carbón

Así se desprende del Barómetro sobre el Cambio Climático realizado por la Asociación Profesional de Sociología de Castilla y León (Socyl) que se ha realizado con entrevistas telefónicas a más de 800 castellanoleoneses mayores de 18 años.

El 94,2 por ciento de los ciudadanos de Castilla y León apuesta por aumentar el apoyo público a las energías renovables, un apoyo que viene desde todas las edadas o nivel de estudios, pero además el 78,1 por ciento considera que es necesario mantener las ayudas públicas a la extracción de carbón en la comunidad.

Así se desprende del Barómetro sobre el Cambio Climático realizado por la Asociación Profesional de Sociología de Castilla y León (Socyl) que se ha realizado con entrevistas telefónicas a más de 800 castellanoleoneses mayores de 18 años.

Los resultados de este barómetro recogen que un 85 por ciento de los encuestados se siente muy (36,3 por ciento) o bastante preocupado (48,7 por ciento) por el cambio climáticos aunque en el caso de las mujeres este porcentaje lleva hasta el 86,1 por ciento, frente al 84 por ciento de los hombres.

- Advertisement -

Esta preocupación por el cambio climático alcanza su nivel más alto entre los jóvenes de menos de 30 años, ya que el 94 por ciento reconoce su preocupación, frente a un 82,5 por ciento de los que tienen entre 46 y 65 años y el 84,7 por ciento de los mayores de 65 años.

Asimismo, esta preocupación por el cambio climático es mayor entre los que ideológicamente se posicionan en la izquierda (90,2 por ciento), frente a un 83,9 por ciento de los que se declaran de derechas aunque ha «una abrumadora mayoría de castellanoleoneses» que apuestan por incrementar el apoyo público a las energías renovables, el 94,2 por ciento.

Pero de forma paradójica, el 78,1 por ciento de los encuestados está a favor de mantener las ayudas a la extracción de carbón, aunque en esta pregunta influye en la respuesta la presencia de comarcas mineras en Castilla y León «que han visto hundirse su económia y no encuentran alternativas de futuro a corto plazo», según Socyl.

En este caso, el apoyo a las ayudas a la minería es mayor entre los que ideológicamente se sitúan a la derecha, el 81,2 por ciento, frente al 77 por ciento de los que se declaran a la izquierda, mientras que el apoyo decrece a medida que el nivel de estudios del encuestado subre y así es del 86,7 por ciento entre los que tienen estudios primarios, del 77,6 por ciento los que tienen Secundaria y del 68 por ciento entre los universitarios.

La edad también es una variable significativa ya que el respaldo al carbón es más alto entre los mayores de 65 años (el 85,4 por ciento), frente a los que tienen entre 31 y 45 años (76,4 por ciento).

Por otro lado, el 61,2 por ciento de los castellanoleoneses considera que los proyectos de las minas de uranio deberían paralizarse, cifra que es del 68,5 por ciento entre los que se definen de izquierdas, frente al 64 por ciento de los que se declaran de derechas. Y son los menores de 30 años los más partidarios de cerrar este tipo de instalaciones, el 68,4 por ciento.

Por último, el 90,1 por ciento de los castellanoleoneses considera que ante la sequía que se vive, una de las «peores de las últimas décadas», es necesario un plan de ayudas públicas a agricultores y ganaderos.

ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés