La especulación ha vuelto al sector de la energía solar fotovoltaica

Los sistemas de control de la potencia que entra en el sistema a través de los cupos, en marcha desde septiembre de 2008, han servido para dar valor a los permisos para instalar parques fotovoltaicos que otorga el Ministerio de Industria. El precio por la inscripción se ha disparado hasta el millón de euros por megavatio (MW), según datos de la consultora especializada en el sector, Eclareon. En septiembre del año pasado, Industria determinó que en 2009 sólo se podrían instalar en España 500 MW, repartidos entre plantas de techo y suelo. Esta potencia se repartiría trimestralmente a través de un registro de preasignación de retribución. Esta inscripción era imprescindible para cobrar la prima. Este sistema pretendía «controlar la potencia que entraba en el sistema, racionalizar y garantizar unas condiciones de rentabilidad», como se ha insistido desde Industria en numerosas ocasiones, después de la explosión que se vivió en 2008, año en el que se instalaron más de 2.600 MW fotovoltaicos. En ese momento, las prisas por instalar dispararon los precios de los permisos para construir plantas por encima de los cinco millones.

FUENTE Y AUTOR

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés