La energía renovable nunca podrá proveer suficiente electricidad

Se puede detener una bala una vez que se aprieta el gatillo Tal vez lo «importante» sea no resultar «gravemente herido». Esa es la metáfora que usa el padre de la Teoría de Gaia, James Lovelock, para definir el estado actual del proceso de calentamiento global por el cambio climático y lo que podemos hacer al respecto. El británico, que recibió ayer en Compostela el premio Fonseca de divulgación científica que otorga la Universidade de Santiago, es pesimista respecto al futuro del hombre, pero lo que le importa es Gaia, la Tierra entendida como un organismo complejo que se autorregula. «Hemos dejado el planeta hecho un desastre. Incluso ahora (…) seguimos hablando de desarrollo sostenible y energías renovables como si Gaia fuera a considerar esas pobres ofrendas un sacrificio aceptable», defiende…

FUENTE Y AUTOR

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés