CiU acusa a Sebastián de «traición» en el asunto del registro de renovables

Corregir en tres días una enmienda que enmendaba una ley aprobada hace seis meses ha sido lo nunca visto por los parlamentarios españoles. Efectivamente, el Grupo Socialista y CiU votaron finalmente ayer en contra de la enmienda que estos mismos grupos habían introducido en el Senado en una ley ajena, la de sociedades de inversión inmobiliaria (Socimis). Su objeto era eliminar el registro de preasignación de retribución para las instalaciones del régimen especial que introdujo el Ministerio de Industria en el real decreto ley de medidas energéticas y creación del bono social que entró en vigor el pasado 30 de abril. Con este cambio, se perjudicaba a miles de empresas que habían pasado el verano tramitando la documentación legal, trámites que en algunos casos han llegado a costar hasta 30 millones de euros. Además, la enmienda eliminaba el año de transición que la norma abría cuando se cubría el 85% de la potencia fijada para 2010, dejando en el aire miles de peticiones que superan ese límite.

seguir leyendo, fuente, y autor

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés