Una vez liquidado el impuesto al sol es hora de pensar qué panel solar pongo en mi casa

Ahora que las reglas del juego han cambiado, es el momento de conocer en profundidad los componentes de este tipo de instalaciones. Hoy nos centraremos en los paneles solares fotovoltaicos.

El autoconsumo está de enhorabuena. El 5 de Octubre de 2018, pasará a la historia por ser el día que el gobierno de España, actuó con sentido común y eliminó el impuesto al sol.

Esto abre un nuevo horizonte a las instalaciones solares fotovoltaicas, ya que existen medidas significativas en este RD que van a provocar un fuerte crecimiento en el sector. Entre estas medidas destacan sobre todo 3:

  • La eliminación del impuesto al sol.
  • El derecho al autoconsumo compartido, lo que abre estas instalaciones a comunidades de vecinos.
  • La simplificación de los trámites administrativos

Ahora que las reglas del juego han cambiado, es el momento de conocer en profundidad los componentes de este tipo de instalaciones. Hoy nos centraremos en los paneles solares fotovoltaicos.

Este es, el elemento diferencial de la misma va a ser el panel solar fotovoltaico. Este es el encargado de generar la electricidad, que después vamos a utilizar en nuestra vivienda. Cierto es, que los paneles solares nos van a generar en corriente continua y que en la mayoría de las ocasiones, querremos utilizar esta en energía en forma de corriente alterna, para ello necesitaremos un inversor, pero hoy vamos a centrarnos en los paneles solares fotovoltaicos.

Si miramos al mercado, vamos a encontrar multitud de ofertas de diferentes fabricantes y la pregunta más habitual es ¿Y qué diferencia hay entre unos paneles y otros?

Dejando a un lado marcas que cada cual tiene sus ventajas e inconvenientes, lo más importante a lo hora de realizar una instalación, es decidir la tensión a la que vamos a trabajar en la parte de fotovoltaica. Hay numerosas recomendaciones al respecto y una que podríamos dar por válida es que para potencias por debajo de 1 kW, lo adecuado es trabajar a 12V, para potencias entre 1 y 5 kW, trabajar a 24V y que por encima de 5 kW utilizaremos una tensión de 48V. Este nos puede servir como orientación, pero recordar que esto no es tan fácil y que cualquier decisión debe ir justificada mediante los cálculos oportunos.

Lo más habitual es encontrar paneles de 36,60 o 72 células y esto es lo que nos debería hacer decidirnos por el panel adecuado para nuestra instalación.

Instalaciones a 12V

Los paneles de 36 células, suelen darnos una tensión de trabajo en el punto de máxima potencia de unos 17-18 voltios, dependiendo del modelo. Estos paneles son muy adecuados para instalaciones pequeñas en las que vamos a trabajar a 12 V y que tenemos la necesidad de cargar un sistema de baterías. En solar fotovoltaica, un banco de baterías de 12V, estará completamente cargado a unos 14 – 14.5 V, dependiendo de las baterías que dispongamos, por lo tanto con estos paneles, tenemos suficiente para asegurar una buena carga de las baterías.

Instalaciones a 24V.

Aquí vienen las mayores dudas a la hora de elegir un panel adecuado, ya que podemos encontrar paneles de 60 y 72 células, que a priori ambos pueden ser adecuados para estas instalaciones.

Un panel de 60 células, va a darnos una tensión de trabajo en el punto de máxima potencia de unos 29-30V, mientras que en uno de 72 células, la tensión de trabajo va a ser de 35-36V. Un error muy común y que provoca fallos en las instalaciones, es utilizar paneles de 60 células para un sistema de 24V con baterías. Estos paneles no van a ser suficientes para cargar correctamente las baterías, ya que van a requerir una tensión de 28-29V, si contabilizamos las pérdidas de los paneles al sistema de almacenamiento, está no suele ser una buena solución para este tipo de sistemas.

Con paneles de 72 células, y una tensión de 35-36V si podremos cargar correctamente las baterías de una instalación ya que nos darán una tensión adecuada. Además tenemos que tener en cuenta, que hoy en día la batería es la parte más cara y la que menos vida útil tiene, por lo que tenemos que ser muy cuidadosos en este asunto.

¿Entonces para qué sirven los paneles de 60 células?

Este tipo de paneles, son muy adecuados y buena solución para cualquier instalación que no tenga sistema de baterías, bien sean huertas solares para venta a red o autoconsumo instantáneo.

Esta es una decisión que puede marcar la vida útil de tú instalación, si quieres saber más sobre el panel solar fotovoltaico y estás interesado en formarte en el sector de las energías renovables, con una previsión de futuro espectacular, no dejes de informarte en página web del Instituto Tecnológico MasterD, de la mano de las empresas más potentes del sector.

Para más información: Itmasterd

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés

La cogeneración en GENERA 2023

Solar y eólica crecen en Europa

Qué es la Energía Hidráulica

EiDF avanza hacia el Mercado Continuo

V edición del Camino del Sol de ANPIER