Expertos en energía y en modelización del metabolismo socioeconómico aseguran que una Transición Energética requiere una transición de sistema

Civilizatoria) ha remitido al Ministerio dirigido por Teresa Ribera una contundente enmienda a la totalidad al borrador de la ley que en España marcará los pasos hacia una Transición Energética.

En un documento que hicieron llegar este miércoles 28 de noviembre al equipo encargado de redactar la nueva Ley de Cambio Climático y Transición Energética que promueve el gobierno de Pedro Sánchez, reconocidos nombres de la ciencia y del activismo ecosocial españoles reclaman «medidas de excepción» a la altura de la emergencia planetaria que vivimos.

En el mismo día en que el departamento de Medio Ambiente de la ONU daba a conocer que las emisiones de CO2 habían vuelto a aumentar a nivel planetario tras tres años de estancamiento, alejando así a la comunidad internacional de las metas propuestas para combatir el cambio climático, el nuevo grupo denominado EmerCiv (Emergencia

Civilizatoria) ha remitido al Ministerio dirigido por Teresa Ribera una contundente enmienda a la totalidad al borrador de la ley que en España marcará los pasos hacia una Transición Energética. Esta transición, en palabras de los científicos de EmerCiv «sólo será posible si cambiamos a un modelo económico que deje de crecer».

Abandonar los combustibles fósiles, como se ha marcado la Comisión Europea para 2050, al tiempo que se mantiene el crecimiento económico «es biofísicamente imposible», sostienen en un documento de 28 páginas que han complementado con el lanzamiento de Transicion- Energetica.info, un nuevo web donde proseguirán su labor de elaboración y difusión de propuestas «más allá del marco de esta ley concreta».

En la línea de lo reclamado por la ONU en el informe publicado esta semana acerca de «medidas sin precedentes, drásticas y urgentes», los científicos españoles ha presentado un conjunto amplio de medidas que supera en radicalidad a las presentadas la anterior semana al Ministerio por parte de las principales organizaciones ecologistas.

Entre sus propuestas destaca abandonar «el actual sistema basado en el crecimiento», la reestructuración de las ciudades para reducir de manera drástica los desplazamientos, dedicar todos los recursos del Estado a «explicar a la población la gravedad de la situación», o un impulso público de gran escala a la agroecología, a la reforestación y a la repoblación rural.

En cuanto a las propuestas del gobierno dadas a conocer hasta ahora en los medios de comunicación, no sólo critican aspectos concretos como que se limite el fin del diésel a los vehículos privados y que se promueva el coche eléctrico como «solución», sino que el conjunto del borrador adolece, en su opinión, de «un error de concepto» ya que «es necesario conjugar la sustitución de tecnologías con la transformación socioeconómica».

Critican, así mismo, que se confíe el éxito de la «descarbonización» al aumento de la eficiencia y a la desmaterialización económica, supuestos que califican de «muy problemáticos». Advierten de que, tras 50 años de advertencias científicas desatendidas, de no corregirse estos errores de concepto y la falta de profundidad en las medidas de la ley, se podría producir «un proceso de descomposición social» y «el colapso del modo de vida industrial» debido al descenso de la energía neta disponible para la sociedad.

Entre las personas que han elaborado esta propuesta para abordar lo que califican como «la tarea colectiva más importante del siglo XXI», está el grupo de investigadores sobre economía y energía de la Universidad de Valladolid, la activista ecofeminista Yayo Herrero, los expertos en el Cénit del petróleo Pedro Prieto y Antonio Turiel, el coordinador del proyecto MEDEAS Jordi Solé, el experto en metabolismo de la economía Óscar Carpintero y el profesor de filosofía moral de la Autónoma de Madrid Jorge Riechmann. La redacción del documento ha sido coordinada por el Instituto Resiliencia, entidad que forma parte del CSS reconocido oficialmente por la Universidad de Naciones Unidas dentro de su red RCE (*).

  • (*) RCE=Regional Centres of Expertise on Education for Sustainable Development.
  • (*) CSS=Centro de Saberes para a Sustentabilidade (RCE-Galicia)

http://www.instituto-resiliencia.org/

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés

La cogeneración en GENERA 2023

Solar y eólica crecen en Europa

Qué es la Energía Hidráulica

EiDF avanza hacia el Mercado Continuo