Greene Waste to Energy, tecnología al servicio del medioambiente

Actualmente nos encontramos realizando las pruebas de verificación de una planta de gasificación para tratar lodos de depuradora en Creta (Grecia).

La empresa Greene Waste to Energy ha diseñado una tecnología que permite eliminar los residuos, a la vez que produce distintos tipos de energía. El sistema patentado por la compañía soluciona un grave problema medioambiental, causado por la acumulación basura en los vertederos de la UE, ya que los residuos son utilizados como materia prima para generar energía eléctrica y térmica, así como otros productos de alto valor añadido (metanol, biometano o gas recuperado). Hablamos con su director comercial, Jesús Martínez, de los proyectos que tiene actualmente en marcha.

¿En qué se encuentra trabajando Greene Waste to Energy?

Actualmente nos encontramos realizando las pruebas de verificación de una planta de gasificación para tratar lodos de depuradora en Creta (Grecia). Durante los últimos meses se ha montado la planta en nuestras instalaciones ubicadas en Elche (Alicante) y ahora se están haciendo pruebas de funcionamiento para su posterior traslado a la ciudad de Rethymno (Creta) de cara a principio de 2019.
¿Qué destaca de este proyecto?

El objetivo de este proyecto, financiado por la Unión Europea y que cuenta con un presupuesto de 2 millones d euros, es aprovechar los lodos procedentes de la depuradora de la ciudad cretense y convertirlos en energía, de modo que se reduzca en un 80% los residuos no utilizados hasta ahora y se limite la contaminación que generan.

El gas obtenido se transformará en electricidad y calor y permitirá importantes ahorros energéticos en la depuradora, ya que con él se producirá energía eléctrica suficiente para autoabastecer la operación y el mantenimiento de esta planta de tratamiento de aguas residuales y a la vez se dará salida a un residuo (lodos) que en la actualidad no tiene un destino inmediato, más allá de la deposición en vertederos.

Parece que los lodos que generan las depuradoras son un problema para las instituciones, ¿no?

Efectivamente, uno de los problemas en materia de gestión de residuos son los lodos de las estaciones depuradoras de agua. En España se generan 1,2 millones de toneladas al año y gran parte de ellos, la mayoría, termina en los vertederos. Fundamentalmente, la composición de esta materia no lo hace apta en todos los casos a su destino como fertilizante para el sector agrícola.

Al mismo tiempo, la propia Unión Europea ha establecido límites al destino de estos residuos a los vertederos por los problemas medioambientales que genera su enterramiento, aún controlado. Por ello, entendemos que nuestra planta de gasificación logra una doble ventaja. La primera, elimina hasta en un 80% estos residuos en el proceso de gasificación; además, genera energía eléctrica sin generar gases que incrementa el efecto invernadero que causa el cambio climático.

¿La tecnología de Greene está especializada en lodos o puede ser útil para tratar otro tipo de residuos? Cuéntenos algún otro proyecto de valorización energética en el que se encuentren trabajando.

Nuestra tecnología permite la valorización de residuos de tan diversa índole como neumáticos, biomasa, RSU, agroalimentarios, etcétera, eliminándonos al 90 por cien.

Ahora mismo también estamos participando en un proyecto para la instalación de una planta de gasificación para tratar la fracción rechazo del residuo sólido urbano (RSU) que se genera en la planta de tratamiento ubicada en el municipio valenciano de Algimia de Alfara. En este caso, trabajamos junto a la empresa que gestiona la planta de residuos urbanos, Técnicas y Tratamientos Medioambientales S.A.U (Tetma), la Asociación Empresarial Centro Tecnológico de Energía y Medio Ambiente (Cetenma) de Murcia, la Diputación Provincial de Castellón y el instituto tecnológico sueco KTH.

¿En este caso también producirán energía térmica y eléctrica, como en Creta? ¿De qué depende el producto obtenido a partir de los residuos?

No, en este caso trabajaremos con la fracción rechazo de los residuos sólidos urbanos procedentes de la planta y el gas obtenido se transformará en biodiesel, el cual será susceptible de ser usado como combustible para vehículos.

Nuestra tecnología permite el desarrollo de una estrategia que hemos llamado “INTEGRA 2×5”, es decir que, a partir de los residuos, nosotros nos encargamos transformar el syngas (gas de síntesis) obtenido en los siguientes productos: energía eléctrica y térmica, gas renovable, hidrocarburos líquidos y sólidos, y metanol (importante materia prima para la industria química), siempre según las necesidades del cliente.

¿Podría explicarnos brevemente cuál es la diferencia entre la tecnología de gasificación de Greene y la incineración?

Mientras nuestra tecnología emplea tan sólo el 25% del oxígeno necesario para la combustión de los residuos (lo que supone evidentes ventajas medioambientales, como una emisión de gases invernadero casi nula); la incineración es un proceso térmico donde se produce la combustión cuyas emisiones pueden comprender una amplia gama de gases desde promotores de lluvia ácida y gases de efecto invernadero, hasta agentes cancerígenos y metales pesados en función del residuo incinerado.

Contacto:

– Web: www.greene.es
– Email: [email protected]
– Telf.: 965 999 929
– Dir: C/Martin y Soler, 18. Pta. 6 Elche Parque Industrial 03203. Alicante. SPAIN

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés

La cogeneración en GENERA 2023

Solar y eólica crecen en Europa

Qué es la Energía Hidráulica

EiDF avanza hacia el Mercado Continuo

V edición del Camino del Sol de ANPIER