El PNV cree preocupantes las medidas de Sánchez en materia de transición energética

«Algunas medidas que se están tomando desde algunos reguladores, y sobre las que su Gobierno quizás debería decir algo y no ha dicho nada, son un poco preocupantes. Esto no es un salto de un día para otro, tiene que ser pausado», señalaba Esteban.

El portavoz del PNV en el Congreso, Aitor Esteban, ha reconocido este martes en el Congreso la preocupación de su grupo por los posibles efectos que puede tener para la industria del automóvil y el sector eléctrico el plan de transición energética del Gobierno de Pedro Sánchez y también «algunas medidas que se están tomando desde algunos reguladores».

Sin mencionarlo concretamente, Esteban ha hecho alusión a los recortes propuestos por la Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia (CNMC) a las retribuciones de las empresas de distribución y transporte de gas y electricidad y sobre los que ha lamentado que el Gobierno no se haya manifestado públicamente.

Esteban reconoce que «da la sensación» de que el Ejecutivo busca «dar saltos en el vacío» sin tener en cuenta «las consecuencias inmediatas«.

«Por supuesto que sabemos a lo que se refiere cuando habla de la CNMC, pero hablamos de algo muy importante, que es la reducción de la factura eléctrica para los hogares, y también para las empresas, que es uno de los principales costes de producción», ha replicado Sánchez, en su réplica al portavoz de la formación ‘jeltzale’.

«Los anuncios precipitados sobre el diésel tuvieron consecuencias»

Antes, Esteban había cuestionado también los planes del Gobierno en funciones en materia de transición energética y sus posibles efectos en la industria del automóvil y el sector eléctrico, pues ha señalado que la industria «es el ámbito más vulnerable» ante esta transición, y ha apostado por «acompasar los ritmos» de la misma «a ala adecuada adaptación de la industria, de manera que el empleo no sufra las consecuencia de políticas desacompasadas».

«Los anuncios precipitados sobre el diésel tuvieron consecuencias prácticas. No somos un partido que suela hacer declaraciones alarmistas o exageradas, pero entienda nuestra preocupación cuando el sector del automóvil es estratégico en nuestro territorio», ha aseverado.

Por ello, ha advertido al candidato a la investidura ante el riesgo de «ser la vanguardia de lo novedoso siendo un país con estructuras económicas endebles», por mucho que Bruselas reconociera «el marco estratégico de energía y clima como el más complejo y el más riguroso».

«A ver si por correr mucho nos estrellamos», ha alertado, considerando que «primar o potenciar unas energías a otras no se puede hacer de la noche a la mañana».

«Es más, podemos provocar una pérdida en la economía y, sobre todo, en las inversiones necesarias para esa transición».

Sánchez defiende «Dar mensajes claros»

Por su parte, Sánchez ha mostrado su disconformidad con este planteamiento sobre la industria automovilística, defendiendo su plan de la automoción 2019-2025 «para facilitar esa transición hacia un sector más sostenible» y ha apostado por «dar mensajes claros», pues cree que «el sector privado va muy por delante del sector publico en cuanto a la regulación de esa transición ecológica».

«Si habla con muchas empresas, todas le dicen que dan por descontado esa transición ecológica. Es evidente que tenemos que caminar hacia un uso de energías más limpias y más sostenibles«, ha declarado el presidente en funciones.

En este sentido, ha defendido «trasladar un horizonte de certidumbre para que los inversores privados sepan exactamente qué garantías jurídicas tienen para abordar esas inversiones que les permitan esa transición ecológica en el sector de la automoción y otros muchos».

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés