Salvemos Las Salinas se concentrará el 21 de enero para que sean declaradas BIC

Así, las asociaciones, colectivos y ciudadanos que integran la plataforma «Salvemos Las Salinas» realizará una concentración para el domingo 21 de enero a las 12:30 en las inmediaciones de las Salinas de San Rafael, para reclamar su protección y pedir a la Junta de Andalucía que las declare Bien de Interés Cultural (BIC).

Ante los proyectos urbanísticos del Ayuntamiento de Roquetas de Mar, que permitirían la construcción sobre las Salinas de San Rafael, así como alrededor de la Ribera de la Algaida, desde «Salvemos Las Salinas» han decidido salir a la calle y convocar a la ciudadanía para el próximo 21 de enero.

Así, las asociaciones, colectivos y ciudadanos que integran la plataforma «Salvemos Las Salinas» realizará una concentración para el domingo 21 de enero a las 12:30 en las inmediaciones de las Salinas de San Rafael, para reclamar su protección y pedir a la Junta de Andalucía que las declare Bien de Interés Cultural (BIC).

El espacio natural de la Ribera de la Algaida fue desde la Antigüedad un lugar donde recoger sal; los propios habitantes del poblado romano de Turaniana la emplearon en la elaboración de salazones de pescado. Desde entonces, y hasta el siglo XIX, la sal que se depositaba sobre el terreno se cosechaba manualmente para sus múltiples aplicaciones: condimentar, preservar alimentos, fabricar productos químicos e incluso favorecer el engorde del ganado.

Pero sería en 1905 cuando ese aprovechamiento salinero se puso en funcionamiento de forma industrial, fundándose las Salinas de San Rafael en 1905. A partir de 1951 funcionaron conjuntamente con las otras salinas que hoy se encuentra en el paraje natural de Punta Entinas-Sabinar, acogiendo una plantilla de más de 250 trabajadores y produciendo una sal que se exportaba internacionalmente. En consecuencia, son todo un ejemplo de patrimonio histórico, etnológico e industrial relacionado con la extracción de sal.

Una vez que cayeron en la inactividad, a partir los años 80 y 90 han sufrido un proceso de urbanización que las ha reducido notablemente, quedando solamente algunas charcas que hoy se encuentran contiguas a la Ribera de la Algaida. Son precisamente esas charcas, las últimas que quedan, las que el Ayuntamiento de Roquetas de Mar quiere urbanizar, razón por la cual los distintos colectivos vecinales, medioambientales y patrimonialistas piden para ellas la máxima protección.

Así, desde la plataforma «Salvemos Las Salinas» entienden las Salinas de San Rafael como un espacio cargado de historia y valor sentimental para Roquetas, elemento fundamental de la identidad patrimonial de nuestro municipio, así como una importante oportunidad para poner en valor el patrimonio salinero de la provincia de Almería, generador de oportunidades culturales, medioambientales y turísticas para Roquetas de Mar.

Las asociaciones y grupos que firman esta nota de prensa son:

Asociación Posidonia

Sociedad para el Estudio y la Recuperación de la Biodiversidad Almeriense (Serbal)

Ecologistas en Acción

Asociación de Vecinos de las Colinas de Aguadulce

Asociación La Paz

Unidos por Turaniana

Amigos de la Alcazaba de Almería

Grupo Ecologista Mediterráneo

Asociación Athenáa

Acuíferos Vivos

Asociación Sapere Aude UAL

Asociación de Educación Ambiental «El Árbol de las Piruletas»

Grupo Ecologista del Andarax

Animales en Apuros Almería

Acción por Almería

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Otras noticias de interés