Asturias no ve claros los objetivos medioambientales del Gobierno de España

Por otro lado, ha señalado que la transición tiene que producirse, pero esta tiene que ser «equilibrada» en los aspectos ambientales, económicos, tácnicos y sociales «y que realmente sea una transición».

El consejero de Empleo, Industria y Turismo, Isaac Pola, ha afirmado que el Ejecutivo asturiano a iniciado contactos con el central para abordar la transición energética. En ese sentido ha reivindicado que esta no pude poner el foco «únicamente» en los objetivos medioambientales.

A través de unas declaraciones distribuidas por el Principado y realizadas antes de su intervención en la jornada ‘Smart Energy: las vías hacia la transición energética’, celebradas este martes en Oviedo, Pola ha señalado que han iniciado los contactos con los Ministerios de Industria y Energía para abordar la transición energética.

Por otro lado, ha señalado que la transición tiene que producirse, pero esta tiene que ser «equilibrada» en los aspectos ambientales, económicos, tácnicos y sociales «y que realmente sea una transición». «No se pueden adaptar medidas precipitadas o si se quiere un poco revolucionarios, poniendo el foco únicamente en los objetivos ambientales», ha indicado Pola.

Así, ha señalado que hay que tener en cuenta la funcionalidad de las instalaciones «y no se puede prescindir precipitadamente de determinadas formulas de generación energética», «aquí hay que actuar sobre otros sectores difusos, como transporte y edificación, y no podemos permitirnos que ningún paso de estos tengan una repercusión negativa en el precio de la electricidad», ha sentenciado Pola.

Asturias y la industria

Por otro lado, el consejero ha subrayado en su intervención en la jornada ‘Smart Energy: las vías hacia la transición energética’, que la energía tiene tres vertientes fundamentales en el Principado: como suministro básico y esencial para la industria, como nicho productivo y como tractor de actividad industrial.

En relación con los objetivos ambientales de la UE, que plantean una transición energética mediante la mejora medioambiental de las centrales, la promoción de las renovables y la mejora de la eficiencia en todos los sectores de actividad, Pola ha señalado algunas iniciativas desarrolladas con el Gobierno de Asturias en estas materias.

En este sentido, se ha referido a actuaciones relacionadas con la energía eólica, la marina, la geotermia, la captura de CO2, la movilidad sostenible y el almacenamiento de energía, entre otras.

Por último, ha destacado el esfuerzo coordinado del Ejecutivo autonómico, la Universidad de Oviedo, los centros tecnológicos, los clústeres y las empresas en la ejecución de estas actuaciones, «lo que ha permitido generar un ecosistema favorable a la innovación y al desarrollo tecnológico».

«Este hecho ha sido reconocido por la Unión Europea, que ha distinguido al Idepa como Mejor Agencia de Desarrollo 2017 a través de la European Association of Development Agencies (Eurada) y el Premio a Asturias como Región Emprendedora Europea (REE) 2019, concedido por el Comité de las Regiones», han indicado desde el Principado.

«La tecnología es uno de los vectores clave en un proceso de transición energética coherente con la Estrategia de Especialización Inteligente del Principado (RIS3), que busca el liderazgo industrial a través de la tecnología», ha manifestado el consejero.

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés