Bomberos Madrid realiza 470 intervenciones en incendios forestales en la primera mitad de 2018

Además, recalca que el «problema» es que el fuego de este tipo de vegetación «se propaga muy rápidamente, más que en los incendios forestales habituales».

El Cuerpo de Bomberos del Ayuntamiento de Madrid ha realizado un total de 470 intervenciones en el primer semestre de 2018 relacionadas con incendios de pasto, rastrojos, setos o producidos en vertederos y de todas ellas 452 corresponden a incendios de vegetación, dos a fuegos de árboles y 16 a incendios en vertederos o escombreras.

Según ha informado el Consistorio en un comunicado, responsables de la Unidad de Comunicación de Bomberos han señalado que «los incendios de vegetación se dan en zonas que no se limpian o que están descuidadas» y que suele pasar también «en solares no urbanizados todavía, donde los matojos alcanzan unos 40 o 50 centímetros de altura».

Además, recalca que el «problema» es que el fuego de este tipo de vegetación «se propaga muy rápidamente, más que en los incendios forestales habituales«, el fuego en estos casos alcanza una velocidad de entre 8 y 12 kilómetros por hora, que puede ser mayor si se dan condiciones de viento.

«El problema es cuando el pasto se encuentra cerca de vehículos o viviendas. Ahí tenemos que actuar con mucha rapidez porque por un lado se puede poner en riesgo la vida de las personas y por otro, porque si alcanza a vehículos estos pueden explotar, convirtiendo el incendio en mucho mayor», han explicado desde Bomberos.

Asimismo, este año, el número de intervenciones de este tipo ha sido algo «atípico» debido a que «ha habido una primavera más lluviosa que otros años y el pasto estaba verde hasta junio». De hecho, en junio de este año se realizaron 99 intervenciones de este tipo mientras que en el mismo mes en 2017 fueron casi 300.

Los bomberos han indicado que los fuegos en vertederos o escombreras pueden «complicarse fácilmente», porque la gente «sigue tirando cosas en los vertederos que no debería». Y es que, cuando van a un incendio de este tipo, aunque parezca pequeño, aseguran que tienen que ir «con mucho cuidado», porque no saben si habrá productos inflamables, «como una botella de camping gas, mecheros, aerosoles».

«Los neumáticos no se deberían tirar en estos lugares sino que deben llevarse a puntos concretos para su reciclaje, pero seguimos encontrando muchos, y su combustión genera mucho humo y muy denso. Cuando estos incendios están cerca de una vía de circulación hay que extremar las precauciones porque no sería la primera vez que, conjuntamente con la Guardia Civil, hemos tenido que parar el tráfico de la vía, ya que el humo dificulta la visibilidad a quienes conducen y se podría producir un accidente», han aseverado.

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés