Qué pasa para evitar los grandes incendios

La Asociación Española de Sociedades de Protección contra Incendios (Tecnifuego) reclama a las autoridades nuevas políticas en la gestión de los montes (prevención) y en la protección civil.

En general, según los expertos de Tecnifuego, se trata de «incendios con un crecimiento extenso y muy rápido, debido a las condiciones meteorológicas, el viento y la sequedad del terreno», a pesar de que en todos ellos ha habido un importante despliegue de medios aéreos y terrestres y se ha trabajado de manera coordinada entre todas las instituciones que han participado en la extinción, adoptando decisiones rapidísimas y conjuntas.

Por ello, la asociación pone el foco en la realización de un seguimiento sobre la implementación de los planes de autoprotección y en poner en marcha una gran campaña de concienciación ciudadana sobre los incendios.

Pero también destaca la importancia de realizar una limpieza de las áreas de interfaz urbano-forestal; de la instalación de hidrantes que aporten un buen caudal de agua en caso de necesidad; de ignifugación de áreas perimetrales y las propias viviendas; y extremar las precauciones en situaciones de riesgo, como quema de rastrojos, trabajos agrícolas, barbacoas, etc.

Conjuntamente, Tecnifuego insta a hacer una revisión de la legislación sobre medidas de protección y extinción en la interfaz urbano forestal. Desde hace tiempo, la entidad ha reunido a diversos especialistas en grupos de trabajo para intentar dar soluciones a esta problemática, entre ellas, la necesidad de elaborar reglamentos específicos de protección contra incendios forestales en la interfaz, en urbanizaciones cercanas a bosques, tanto en la protección activa como en la protección pasiva de los edificios; zonas confinadas y protegidas durante las horas que puedan tardar los equipos de rescate, etc.

Incendio de estepona

En este sentido, la interfaz urbano forestal debe de combatirse con iniciativas creativas que frenen desastres como el vivido en Estepona (Málaga) este fin de semana. Según Tecnifuego, llama la atención la rapidez y virulencia con que se extendió el fuego, abrasándolo todo.

Según declaraciones de un testigo del fuego, y propietario de uno de los locales del centro comercial, «se ha quemado todo en 20 minutos». «Dentro podía haber casi 1.000 personas. Hemos tenido suerte, porque era un lugar abierto y todos hemos huido hacia la playa. Si llega a ser un lugar cerrado, hubiera sido una masacre», indicó.

Así, Tecnifuego constata que habría que trabajar más intensamente en la prevención e instalación de medidas de seguridad (protección activa y protección pasiva) en locales y urbanizaciones cercanas al monte , la dotación del material necesario a los equipos de extinción, pues «el mantenimiento de equipos e instalaciones son claves para detener el fuego a tiempo».

Igualmente, destaca la labor de las empresas especialistas en la materia, que contribuyen también con sus investigaciones y desarrollos a que el personal de extinción y los ciudadanos dispongan de las medidas adecuadas para la protección de sus urbanizaciones, viviendas, y la extinción de los incendios forestales.

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés