Hoy es un gran día para los enemigos del lobo en Asturias

El nuevo programa asturiano 2022-2023 es sorprendentemente continuista con los anteriores programas anuales, con una falsa argumentación de que cumpliría el actual marco legal. Las asociaciones animalistas y ambientalistas se pronuncian en su contra

Programa marco

Hoy es un gran día para los enemigos del lobo en Asturias. El lobo es una especie en recuperación, estuvo a punto de extinguirse. Y aunque haya mejorado su estado o categoría de amenaza poblacional, sigue sin ser una especie no amenazada y requiere protección.

La inclusión del lobo (Canis lupus) en el Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial establece la obligación legal de que solo se podrá realizar extracción. Y captura de ejemplares cuando no exista otra solución satisfactoria. Esto es cuando se haya demostrado que se han aplicado adecuadamente por parte de las explotaciones afectadas medidas preventivas o de protección del ganado. Y estas hayan resultado ineficaces.

Teniendo para ello en cuenta el catálogo de medidas de protección del ganado ante eventos de depredación del lobo publicado por el MITECO. Así como otras medidas de protección que hayan sido previamente valoradas favorablemente por la comunidad autónoma o para las cuales se disponga de evidencia científica sobre su efectividad.

El Programa publicado en el BOPA no cumple este requisito legal. Se fundamenta, como todo el Plan de Gestión del Lobo en Asturias y todos los programas anuales previos, en la premisa de “matar lobos para reducir daños”. Pero esta idea es demostradamente equivocada. Todos los estudios científicos indican que matar individuos no reduce daños, sino que aumenta daños a continuación. Salvo que se mate a un gran porcentaje de la población que ponga en riesgo la viabilidad poblacional de la especie.

Medidas preventivas

Todas las revisiones científicas, y así incorporan las guías de muchos países, señalan que para reducir daños lo que hay que hacer es aplicar medidas preventivas. Lamentablemente, el gobierno asturiano insiste empecinadamente en la errónea estrategia de matar lobos y ningunea las medidas preventivas.

Hasta este año solo ha habido en Asturias un programa de subvenciones para medidas preventivas de daños de fauna de 90.000 € en 2017, que se agotó rápidamente, dejando fuera a la mayoría de la gente solicitante.

No ha habido ninguna otra partida presupuestaria hasta el presente 2022. Y este año es la primera vez que es una cuantía digna por fin como resultado directo de la tan denostada por el gobierno asturiano. Inclusión del lobo en el Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial.

¿Asturias no es país para lobos?

Cuanto más tiempo se perpetúe una estrategia asturiana basada en matar lobos en lugar de medidas preventivas, más daños al ganado y mayor malestar social habrá, cuando es algo corregible.

Esto obliga a los colectivos ambientalistas y animalistas abajo firmantes a denunciar públicamente que el nuevo. “Programa marco para el desarrollo de las extracciones de lobo en el Principado de Asturias, 2022-2023”. Recién publicado es absurdamente contrario a la legalidad vigente y al conocimiento científico disponible. Y reclamamos un giro radical hacia la racionalidad y la buena gestión por parte del Gobierno Asturiano. Hoy es un gran día para los enemigos del lobo en Asturias.

Coordinadora Ecoloxistad’Asturies

Colectivo Ecologista de Avilés

Coordinadora Ornitoloxicad’Asturies

Asociación Nacional de Animales con Derechos

Prolobos Asturias

Asociación Medioambiental la Cirigueña

Instituto para la Calidad y la Educación Ambiental

Asociación Geotrupes

Liberación Animal

SOS Cuideiru

Asociación Salvemos los territorios del Bajo Navia

Ecoloxistesn’Aiciónd’Asturies

Asociación Socioambiental Biodevas

Verdes Asturianos

Asociación Medioambiental Ecos Astures

Rebelión Científica Asturies

Asociación Ereba Ecología y Patrimonio

Grupo Naturalista Mavea

 

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Otras noticias de interés