Valencia regulará patinetes y motos eléctricas

Lo queremos abordar en ordenanza movilidad, pero también en otras ordenanzas de dominio público o fiscales, para regularlo. Son sistemas interesantes, pero no queremos que haya una invasión masiva del espacio público y lo regularemos, ha explicado Grezzi.

El Ayuntamiento de València lanzará una ordenanza de movilidad, además de otras relacionadas con el dominio público y fiscal, para regular la presencia de los patinetes y motos eléctricas, para que no haya una «invasión masiva» del espacio público, y el borrador de la ley saldrá «de aquí a poco».

Así se ha expresado este martes el concejal de Movilidad Sostenible, Giuseppe Grezzi, al ser preguntado por los medios de comunicación por la nueva empresa de alquiler de patinetes eléctricos, en su visita a las obras del parking de la plaza Ciudad de Brujas junto con el alcalde de la ciudad, Joan Ribó.

«Lo queremos abordar en ordenanza movilidad, pero también en otras ordenanzas de dominio público o fiscales, para regularlo. Son sistemas interesantes, pero no queremos que haya una invasión masiva del espacio público y lo regularemos», ha explicado Grezzi.

- Advertisement -

Asimismo, ha señalado que empresas como Lime –compañía que ha lanzado este martes en Valencia su oferta de patinetes eléctricos y que informó al Ayuntamiento de que iniciarían su actividad– se benefician de un «limbo legal», por lo que lo estudiarán y realizarán la regulación «necesaria».

«Aportan un plus que necesita la ciudad, menos contaminación, menos ruido, pero tenemos el riesgo de ocupación masiva del espacio público», ha advertido Grezzi. En este sentido, el concejal de Movilidad ha destacado la importancia de «proteger el espacio público y a los viandantes», porque el 48 por ciento de los desplazamientos en València se realizan caminando.

Por su parte, el primer edil ha resaltado que es «imprescindible» crear una ordenanza, pero ha asegurado que «no es fácil», ya que debe ser «mínimamente estable» para no tener que cambiarla en un espacio breve de tiempo y ha lamentado que las leyes españolas «tampoco están adaptadas».

«Tenemos que actuar, nos tenemos que adecuar, vamos por detrás pero lo iremos haciendo lo más pronto posible. Estamos observando y estudiando cómo afrontar el problema. Estas cosas están alterando rotundamente los comportamientos en movilidad, hay que crear una ordenanza mínimamente estable, para que no haya que cambiar el año que viene, pero es complejo. Estamos trabajando en esta idea, pero nos agobia, porque los cambios están viniendo a una velocidad de vértigo», ha admitido Ribó.

«solución real» a problemas de movilidad

La empresa Lime-S ha lanzado este martes su oferta de patinetes eléctricos, que no tienen estación fija, en Valencia, en lo que supone un «nuevo y sencillo» método de transporte que busca convertirse en una alternativa «sostenible y eficiente» para moverse por la ciudad y una «solución real» a los problemas de movilidad urbana. La compañía californiana ha señalado en un comunicado que da empleo a más de 250 personas en todo el mundo y espera crear alrededor de 100 puestos de trabajo en nuestro país, un porcentaje de ellos en Valencia.

«Lime-S es una solución de movilidad inteligente que permite evitar la congestión de tráfico y minimiza las emisiones contaminantes. Nuestros patinetes eléctricos son una forma más eficiente y divertida de moverse por la ciudad que cualquier otro medio de transporte existente», ha explicado el vicepresidente de Marketing, Desarrollo Empresarial y Expansión Internacional de Lime, Caen Contee.

El patinete eléctrico de Lime es, según han resaltado desde la compañía, «ligero y a la vez robusto», equipado con dos ruedas de ocho pulgadas, frenos delanteros y traseros, un faro central, una luz trasera, una maneta de freno y otra para el acelerador, y se puede alquilar instalando la aplicación móvil Lime –disponible para Android e iOS–, con un código QR que consigue desbloquear el patinete para bloquearlo una vez finalizado su uso.

Velocidad «conforme a las reglas de tráfico»

Asimismo, han apuntado que el nivel de carga de la batería se puede verificar a través de esta aplicación y su velocidad se limita a 24 km/h, «conforme a las reglas de tráfico para estos vehículos en la ciudad«. Además, han indicado que con una carga completa da al patinete una autonomía para una distancia de 50 km y que cada nuevo registro de la aplicación va acompañado de tutoriales obligatorios, que recuerdan a los usuarios de Lime-S el uso y las precauciones de seguridad.

El alquiler de los patinetes Lime-S se ofrece a un precio de un euro por desbloquear un viaje y 15 céntimos por minuto y estos aparatos se recogerán para su recarga y para controles de mantenimiento a partir de las 21.00 horas; mientras que a partir de las 5.00 se volverán a distribuir por la ciudad.

«Lime ha trabajado duro para encontrar soluciones a problemas como la congestión en las aceras, la recarga de los patinetes y el posible vandalismo», ha explicado el portavoz de Lime en España, Álvaro Salvat, quien ha anunciado que la compañía proveerá cascos de forma gratuita a sus usuarios en un futuro próximo.

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés