Andalucía cuenta 3.600 vehículos eficientes en circulación

En una nota, la Junta ha explicado que la Consejería de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo, a través de la Agencia Andaluza de la Energía, ha incentivado la adquisición de estos vehículos con un total de 8,7 millones de euros en ayudas

Andalucía celebra del 16 al 22 de septiembre la Semana Europea de la Movilidad con un total de 3.647 vehículos híbridos en circulación, que han permitido un ahorro energético global de más de 3,1 millones de litros de combustible y evitan la emisión a la atmósfera de 7.300 toneladas de CO2 anuales.

   En una nota, la Junta ha explicado que la Consejería de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo, a través de la Agencia Andaluza de la Energía, ha incentivado la adquisición de estos vehículos con un total de 8,7 millones de euros en ayudas, que han movilizado una inversión superior a 71 millones de euros.

   De esta forma, la Junta ha señalado que trabajan desde hace años por la implantación de un modelo de transporte más sostenible y limpio con el medio ambiente. Así, en este año, la Agencia Andaluza de la Energía se ha sumado a la celebración de la Semana Europea de la Movilidad que bajo el eslogan ‘Muévete por un aire más limpio’, ha invitado a los ciudadanos a reflexionar sobre el impacto que tiene el transporte en la calidad del aire urbano.

- Advertisement -

   En este sentido, la Agencia de la Energía ha incentivado desde 2009 la adquisición por parte de los ciudadanos de vehículos híbridos, que tienen dos motores que se complementan entre sí, uno térmico, de gasolina, y otro eléctrico, que es el utilizado para arrancar el motor y circular por ciudad. Así, en un atasco, acelerando y desacelerando, momento en el que los vehículos convencionales consumen más carburante, el híbrido utiliza su motor eléctrico.

   Del mismo modo, la Agencia de la Energía ha puesto en marcha este año el Programa de Impulso al Vehículo Eléctrico, con el que pretende activar la demanda de las tecnologías ligadas a la movilidad eléctrica pura, híbrida, híbrida enchufable y eléctrica de autonomía extendida.

   De esta forma, en la iniciativa han colaborado fabricantes y distribuidoras de vehículos eléctricos, proveedoras de infraestructura y gestoras de carga, TICs e ingenierías especializadas, y asociaciones del mercado del vehículo eléctrico con el objetivo de alcanzar un parque de vehículos enchufables a la red a finales de 2014 de 1.600 unidades con sus respectivos puntos de recarga, lo que supondrá en Andalucía una inversión aproximada de 32 millones de euros.

   En este sentido, el uso del vehículo eléctrico es en la actualidad una clara opción de transporte en el entorno urbano y periurbano, capaz de cubrir gran parte de las necesidades de movilidad de ciudadanos, empresas y entidades públicas. Así, se trata de una alternativa que va a contribuir a la implantación del nuevo modelo energético más sostenible impulsado por el Gobierno andaluz y que busca construir sistemas energéticos que fomenten el ahorro y la eficiencia en el uso de la energía, así como la sustitución paulatina de las fuentes de energía convencionales por otras de naturaleza renovable y la optimización del sistema eléctrico.

RECOMENDACIONES PARA REDUCIR LOS EFECTOS NEGATIVOS DEL TRANSPORTE

   En Andalucía hay registrados más de cuatro millones de coches, cuya demanda de combustible alcanza cotas de hasta el 52 por ciento del total de la energía consumida en el transporte por carretera.

   De este modo, con el fin de reducir los efectos negativos del transporte, la Agencia ha recomendado desplazarse en bicicleta o a pie, usar el transporte público, compartir el vehículo con otras personas, conducir de una forma eficiente y utilizar biocombustibles, como el biodiesel y el bioetanol.

   De esta forma, en la actualidad existen biocarburantes ya mezclados o aditivados en la gasolina y gasoil que se repostan en proporciones inferiores al 5 por ciento, mezclas comúnmente comercializadas son B10, B20 y B30, E5, E10 y E85. La letra identifica el tipo de biocombustible, siendo la B, biodiésel y la E, etanol. Así, el número señala el porcentaje de biodiésel o etanol que hay en la mezcla.

   De esta manera, los vehículos de gasolina admiten una proporción de hasta el 15 por ciento de bioetanol sin necesitad de adaptar el motor. Desde un punto de vista medioambiental son una de las mejores opciones para sustituir los combustibles tradicionales procedentes del petróleo, ofreciendo las mismas prestaciones que los combustibles tradicionales.

   En esta línea, Andalucía cuenta con 94 biogasolineras que, además de los combustibles tradicionales, disponen también de surtidores de biodiesel. El listado de las mismas puede encontrarse en el Mapa de Biocarburantes y Combustibles limpios de la Agencia Andaluza de la Energía.

LA ETIQUETA DEL VEHÍCULO

   Otra opción para contribuir a un aire más limpio es tener en cuenta la etiqueta de calificación energética del vehículo. El gasto de combustible de un vehículo debería ser uno de los factores determinantes a la hora de comprar uno nuevo, tanto por motivos medioambientales como económicos. Así, la normativa nacional ha establecido la necesidad de informar a los consumidores sobre el consumo de combustible y emisiones de CO2 de los turismos que se pongan a la venta.

   De esta manera, la etiqueta facilita al comprador seleccionar entre aquellos más eficientes y menos contaminantes y debe estar colocada de forma visible junto a cada vehículo en el punto de venta.

   Además de la etiqueta obligatoria existe una etiqueta de carácter voluntario similar a la de los electrodomésticos que contiene información sobre su eficiencia energética en relación con los vehículos de su misma categoría. Así, los coches que consumen menos combustible que la media están clasificados como A, B y C. Los que consumen igual que la media de su categoría pertenecen a la clase D y los que consumen más se clasifican como E, F y G.

   Asimismo, las buenas prácticas al volante pueden suponer un descenso del consumo de combustible de hasta un 15 por ciento, es decir, un ahorro aproximado de 264 euros por cada 15.000 kilómetros.

   Por último, las personas interesadas en adquirir conocimientos sobre movilidad sostenible y técnicas de conducción más eficientes, pueden encontrar información ampliada en la página web de la Agencia Andaluza de la Energía donde además pueden descargarse el ‘Manual de la conducción eficiente’.

ECOticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés