Restauración de las zonas afectadas por el incendio forestal de Quesada

Los primeros trabajos que se están desarrollando se encaminan, principalmente, a la corta del arbolado quemado y a asegurar la sujeción del suelo para evitar la erosión y favorecer la recuperación de la vegetación natural.

Más de 160 trabajadores del Plan Infoca trabajan en la actualidad en las labores de restauración de las zonas afectadas por el incendio que se inició el 5 de julio en el municipio de Quesada y que afectó también a los términos de Huesa y Cabra del Santo Cristo con un balance final de más de 10.000 hectáreas alcanzadas por las llamas.

Los primeros trabajos que se están desarrollando se encaminan, principalmente, a la corta del arbolado quemado y a asegurar la sujeción del suelo para evitar la erosión y favorecer la recuperación de la vegetación natural. Para ello, se están construyendo fajinas y albarradas con los árboles que son cortados. Además, todos los residuos leñosos sobrantes serán picados para utilizarlos como abono e impulsar la regeneración natural del terreno.

Así lo ha explicado la delegada del Gobierno andaluz en Jaén, Ana Cobo, que ha realizado una visita este jueves a los trabajos que se están llevando a cabo acompañada del delegado territorial de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, Juan Eugenio Ortega, y junto al alcalde de Quesada, Manuel Vallejo.

- Advertisement -

Además, han acudido a esta visita representantes municipales de Huesa y Cabra del Santo Cristo, pastores de la zona, ecologistas y técnicos de la Universidad de Jaén.

«La Junta, como ya anunció el consejero de Medio Ambiente, José Fiscal, el pasado verano, comprometió 2,12 millones de euros. A estos trabajos más inmediatos, que continuarán el año próximo, se han destinado un millón de euros. Además, estamos trabajando en un plan más extenso en el que se van a diseñar todas la actuaciones para la restauración de las zonas afectadas», ha destacado Cobo.

Estas primeras intervenciones, que se prolongarán hasta mediados de noviembre, se centran en 14 rodales en los montes Bernales (en el término de Huesa) y Dehesa Guadiana (en Quesada).

Con el fin de reubicar parte de la cabaña ganadera que pastaba en la zona afectada por el incendio, se contemplan, además, actuaciones de acondicionamiento de apriscos, construcción de aljibes y abrevaderos, entre otras, en los montes públicos limítrofes a la zona afectada por el incendio (fundamentalmente, en los de Cabra del Santo Cristo). Asimismo, se incluyen mejoras de pastizales dentro del perímetro del incendio.

Estas primeras tareas incorporan también el levantamiento y señalización de varias parcelas en las zonas incendiadas para el seguimiento y control de su evolución, así como la recolección de semillas procedentes de «rodales selectos» de pinar natural en zonas anexas a la afectada por el incendio con vistas a la futura repoblación.

Los trabajos tendrán continuidad el año próximo con una inversión de un millón de euros incluidos dentro de los Presupuestos de la Junta. Así, se seguirá con las intervenciones para asegurar la sujeción del suelo y evitar la erosión.

Cobo ha destacado la labor que está realizando el grupo de trabajocompuesto por los diferentes colectivos afectados (agricultores, ganaderos, sociedades de cazadores y apicultores) junto a técnicos municipales, ecologistas, la Universidad de Jaén y empresarios para canalizar propuestas y hacer un seguimiento de las intervenciones previstas.

«Quiero agradecer la colaboración de pastores, apicultores, las sociedades de caza, Ecologistas en Acción y la Universidad de Jaén. Son ellos quienes mejor nos pueden asesorar para llevar a cabo estos trabajos», ha subrayado la delegada, que ha hecho hincapié en el papel de los pastores de la zona.

«Además de ser las personas directamente implicadas en las actuaciones que estamos realizando, son, como ellos nos dicen, los que mejor conocen y más quieren a este monte», ha apostillado.

ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés