Los incumplimientos de Doñana serán denunciados

El portavoz de Ecologistas en el Consejo de Participación, Juan Romero, ha manifestado a Europa Press que el mismo incluía una decena de actuaciones cuya última finalidad era la recuperación de las cuencas de las vertientes y el funcionamiento hídrico de las marismas, así como actuar sobre el Corredor Verde del Guadiamar.

La asociación Ecologistas en Acción ha anunciado que presentará escritos ante el Consejo de Participación del Espacio Natural de Doñana y la Unesco para poner de manifiesto los «importantísimos» incumplimientos del Proyecto Doñana 2005, un plan de regeneración auspiciado por el Gobierno central después del desastre ecológico de Aznalcóllar, y la necesidad de acometer estas actuaciones.

El portavoz de Ecologistas en el Consejo de Participación, Juan Romero, ha manifestado a Europa Press que el mismo incluía una decena de actuaciones cuya última finalidad era la recuperación de las cuencas de las vertientes y el funcionamiento hídrico de las marismas, así como actuar sobre el Corredor Verde del Guadiamar.

A pesar de que en una reciente visita a Huelva la ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, ha dado por concluidas las actuaciones del programa, «lo mínimo hubiera sido que ello hubiese pasado por el Consejo de Participación y la Comisión Científica».

- Advertisement -

Con todo, el portavoz de Ecologistas en Acción ha apuntado a dos actuaciones de calado no ejecutadas, declaradas de Interés General del Estado. En primer lugar, el Caño Guadiamar, que fue desviado con la transformación agrícola de la marisma, «fue desviado y no mete agua salvo en periodos de muchas lluvias». Estaba previsto conectarlo con el arroyo de la Cigüeña y la Juncosilla, «pero la han aparcado bajo el pretexto de que es una obra muy compleja».

En segundo lugar, Romero ha aludido a la recuperación de funcionalidad del Brazo de la Torre, cuya importancia radica en que la influencia mareal penetraba directamente en las marismas. «Está cegado, acolmatado, aislado de la desembocadura del Guadalquivir, y no han hecho nada», ha agregado.

A todo ello, el portavoz conservacionista ha agregado que se deberían haber ejecutado recomendaciones de la comisión científica relacionadas con las aguas subterráneas del acuífero, pues en las marismas de Aznalcázar hay niveles freáticos de «sobreexplotación»; con la restauración hidrológico-forestal; y con el deslinde público-privado.

«Doñana pasa a la historia por desperdiciar una oportunidad importantísima para recuperar lo que se transformó erróneamente», ha apostillado Romero.

ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés