Medio Ambiente desarrolla una campaña de vigilancia en aguas trucheras de Castilla y León

La entrada en vigor, en enero de 2014, de la nueva Ley de Pesca de Castilla y León, Ley 9/2013 de 3 de diciembre, constituye un punto de inflexión en una gestión piscícola cada vez más basada en criterios de aprovechamiento sostenible de los recursos y su contribución al desarrollo rural.

La Consejería de Fomento y Medio Ambiente ha desarrollado un plan de control y vigilancia en las aguas trucheras de la Comunidad durante las dos últimas temporadas de pesca con el objetivo de mejorar la gestión piscícola y conocer las demandas de los pescadores.

La entrada en vigor, en enero de 2014, de la nueva Ley de Pesca de Castilla y León, Ley 9/2013 de 3 de diciembre, constituye un punto de inflexión en una gestión piscícola cada vez más basada en criterios de aprovechamiento sostenible de los recursos y su contribución al desarrollo rural.

Bajo este nuevo marco legal, la consejería de Fomento y Medio Ambiente ha desarrollado una amplia campaña de control y vigilancia de la pesca con un triple objetivo: intensificar la vigilancia efectiva en los ríos; ampliar el conocimiento, tanto del estado actual de las poblaciones de pesca como del ejercicio real de la propia actividad y conocer los gustos y demandas de los pescadores según informan fuentes de la consejería en un comunicado recogido por Europa Press.

- Advertisement -

A lo largo de estas dos últimas temporadas de pesca se han realizado 47.000 controles de campo y 19.000 encuestas a los pescadores, en esta campaña han participado más de 700 agentes y celadores medioambientales.

La Consejería de Fomento y Medio Ambiente tiene prevista la publicación de los resultados más concluyentes tras el obligado proceso de análisis, así como la continuidad de la campaña con carácter indefinido en las sucesivas temporadas de pesca.

ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés