El conejo ‘vital’ para los linces en Doñana

«Lamentamos que después de 90 millones de euros de dinero público invertido no hemos sido capaces de llevar a cabo políticas prácticas», señala Ecologistas, que urge a reorientar las políticas de conservación permeabilizando las carreteras.

Los colectivos conservacionistas Ecologistas en Acción y WWF han insistido en la necesidad de adoptar medidas para mantener al lince ibérico en el interior del espacio protegido de Doñana y evitar así que amplíen su radio de desplazamiento para encontrar comida, ya que en ocasiones acaban llegando a zonas donde el riesgo de muerte del animal por atropello es elevado, como se ha puesto de manifiesto en los dos casos trascendidos este año 2016 en el entorno.

Ya el portavoz de Ecologistas en Acción en el Consejo de Participación de Doñana, Juan Romero, explicaba a Europa Press que la asociación ha remitido un escrito a la Junta de Andalucía en el que le piden «responsabilidades», toda vez que «tiene que ponerse las pilas: hay mucho dinero europeo en juego, se construyen muchas carreteras pero se hace poco para paliar la peligrosidad de estas infraestructuras para con la fauna salvaje».

Ambas asociaciones, en este sentido, instan a la Junta de Andalucía a adoptar medidas que pasan por la recuperación de esta especie y la mejora de la conectividad, indicando que la administración autonómica tiene que poner urgentemente medidas para recuperar el conejo dentro de Doñana, «porque de esa manera se reduciría la necesidad de movimiento de esos ejemplares jóvenes», y mejorar la conectividad con otras zonas como Sierra Morena o el Tinto.

«Lamentamos que después de 90 millones de euros de dinero público invertido no hemos sido capaces de llevar a cabo políticas prácticas», señala Ecologistas, que urge a reorientar las políticas de conservación permeabilizando las carreteras.

Por otro lado, en el boletín InfoDoñana de WWF, consultado por Europa Press, el colectivo alerta de que las poblaciones de conejo en el espacio natural y su entorno están en mínimos históricos, según los datos ofrecidos por la propia Junta de Andalucía, lo que obliga a muchos ejemplares, sobre todo jóvenes y viejos, a salir de los territorios del corazón de Doñana en busca de terrenos de caza.

«La falta de corredores seguros los obliga a atravesar zonas de alto riesgo que no cuentan, por ejemplo, con medidas para evitar atropellos, a diferencia de las principales infraestructuras viarias cercanas al espacio protegido», sostiene WWF, que advierte de que la situación del conejo en las poblaciones naturales de lince es «dramática» y sus poblaciones «son similares a las que había antes de que comenzasen los proyectos de recuperación del lince».

PIDEN LA CONVOCATORIA DE LA MESA DE EXPERTOS

La asociación ve necesario que, con carácter urgente, se convoque la mesa de expertos a la que se comprometió la Junta de Andalucía en el último Consejo de Participación del Espacio Natural y se elabore un plan de choque con medidas específicas para este territorio.

Por otra parte, WWF ha pedido que se analicen en detalle las circunstancias de la muerte de un lince ahogado en Lucena del Puerto (Huelva) –en una balsa de riego, supuestamente cuando iba a beber de la misma– y se depuren las responsabilidades pertinentes.

A juicio de la organización, este hecho demuestra la situación actual de Doñana, donde este año han desaparecido muchos abrevaderos y lagunas que suelen tener agua en esta época. «Es cierto que no se puede obviar que ha sido un año escaso en lluvias, pero a esto se suma el alarmante mal estado del acuífero, cuyo nivel desciende año tras año y que en muchos puntos se encuentra, según datos de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, en niveles similares a la gran sequía de mitad de los años 90, no habiéndose recuperado tras años de abundantes lluvias», ha dicho.

El descenso del freático por el uso «insostenible» del agua y las extracciones ilegales impide que el mismo aflore a la superficie como antaño y que pueda ser accesible para especies como el lince, ha agregado WWF, que recaba información sobre la balsa y señala que la misma está en monte público propiedad del Ayuntamiento de Lucena del Puerto, «una zona presuntamente desforestada tras la Ley Forestal de Andalucía del año 92, por lo que podría ser una transformación ilegal».

ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés