Actualizar

martes, junio 6, 2023

Protestas por los ataques de buitres

El sindicato reclama encontrar un equilibrio entre ganadería de montaña y fauna por lo que considera imprescindible determinar cuántos ejemplares de estas especies pueden permitir la sostenibilidad en las zonas de montaña, ha informado la organización en un comunicado.

Unió de Pagesos ha convocado este viernes una concentración en Vielha para reclamar medidas urgentes y contundentes contra los daños que especies reintroducidas en el Pirineo como el oso pardo y la fauna salvaje provocan en los rebaños de montaña.

El sindicato reclama encontrar un equilibrio entre ganadería de montaña y fauna por lo que considera imprescindible determinar cuántos ejemplares de estas especies pueden permitir la sostenibilidad en las zonas de montaña, ha informado la organización en un comunicado.

Después de que un oso haya matado dos ovejas de la misma explotación en dos ataques diferentes en las últimas semanas, el sindicato ha trasladado sus peticiones síndico de Aran, Carlos Barrera.

Unió de Pagesos advierte que los daños afectan directamente al ganado –en el caso del buitre y del oso y la fauna cinegetica, por los problemas sanitarios que comportan– y las zonas de pasto y de forrajes –en el caso del ciervo, corzo, gamo y jabalí–, y provocan pérdidas económicas importantes.

Según el sindicato, la Conselleria de Agricultura ha registrado un total de 290 ataques a los rebaños entre 1996 y 2011 y desde que se puso en marcha el programa de agregación y vigilancia de rebaños, en 2005, estos ataques del oso han disminuido y las bajas anuales han pasado de 25 a menos de 10 reses.

El 94% del total de los ataques se concentra en el sector ovino, mientras el 2% es al sector caprino, vacuno y equino.

En cuanto a los buitres, de 50 colonias contabilizadas el 1999 se pasó a 158 en 2009 y entre 2011 y 2014 se denunciaron 223 ataques a rebaños de montaña pero la Conselleria de Agricultura sólo consideró positivos e indemnizables 12.

Entre los años 2007 y 2009, de 156 reclamaciones, 60 se consideraron positivas, en 2014 se indemnizaron los daños a 6 de 24 reclamaciones, y hasta junio del 2015, a 6 de 17 reclamaciones.

El sindicato también exige que no se liberen más ejemplares de oso ni otras especies protegidas como el lince boreal por los riesgos que suponen para la ganadería hasta que no se consiga una gestión correcta de la fauna actual y que se pongan en marcha medidas urgentes y específicas para prevenir los ataques de los buitres.

ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés