Perro, ‘amor sin límites’ (Mira el Video)

Andaverde conoció a Chaos cuando éste tan sólo era un cachorro. El vínculo de amistad, que se fue forjando a lo largo de los años, se endureció cuando José tuvo que verse viviendo en una situación de indigencia, después de un complicado divorcio, viéndose obligado a dormir en su coche.

«Es un milagro», fueron las primeras palabras que vinieron del hombre que pensó que jamás volvería a ver a su perro. Su nombre es José Andaverde, de Columbus (Wisconsin) y el reencuentro con su perro Chaos, dos años después de que lo robaran, es realmente conmovedor.

Andaverde conoció a Chaos cuando éste tan sólo era un cachorro. El vínculo de amistad, que se fue forjando a lo largo de los años, se endureció cuando José tuvo que verse viviendo en una situación de indigencia, después de un complicado divorcio, viéndose obligado a dormir en su coche.

En ningún momento abandonó a Chaos, ni Chaos se separó de él. Sin embargo, el tamaño, las energías y las demandas del animal llevaron a José a buscar una mejor vida temporal para su peludo amigo y decidió cederle su cuidado a un amigo. Transcurridos tres meses, José quiso volver a recuperar a su perro, pero la persona a la que se lo había dado no quiso devolvérselo.

- Advertisement -

«Pensé que jamás volvería a ver a mi perro», dijo José.

Sin embargo, el destino no quiso que esto sucediera y en abril de este año, un miembro del personal del refugio de animales Winnebago County, en Rockford, se topó con Chaos frente a su casa sin señales que indicasen que se hubiera perdido o que alguien lo estuviera buscando. En ese momento Chaos fue llevado al refugio y allí se dieron cuenta de que llevaba chip de identificación que lo relacionaba con José Andaverde.

Entonces, un funcionario del refugio llamó al número de José para avisarle de que su perro se encontraba en el condado de Winnebago en un refugio de animales. «¡¿Chaos?!», dijo José con entusiasmo y comenzó a llorar. «Me quedé sin habla y no podía dejar de sonreír. Simplemente no lo podía creer».

El sobrecogedor reencuentro fuel filmado y difundido a través de la página del refugio. Las emociones y las sensaciones transmitidas en esta escena han provocado la reacción de 26.000 personas en Facebook y más de un millón y medio de visitas en el vídeo.

En estos dos años, José se hizo con otro perro y, aunque estaba nervioso por saber cómo reaccionarían, ambos han hecho tan buenas migas que pareciera que se conocieran de cachorros. Durante el viaje de vuelta a casa, Chaos no se separó su cabeza de los hombros de José en la hora y media de viaje en coche que duró el trayecto.

Esta increíble experiencia ha animado a José a promulgar los beneficios de poner microchip a nuestras mascotas y a comprometerse a pagar las tasas. «Pagar las tasas, en comparación con no volver a tu perro jamás, merece mucho la pena».

ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés