Una deficiencia vitamínica provoca la muerte de aves silvestres

Un estudio sueco ha demostrado que un gran número de aves silvestres de la zona del Mar Báltico mueren por un tipo de parálisis provocada por una deficiencia de tiamina, también conocida como vitamina B1. Los descubrimientos, sobre los cuales se ha publicado un artículo en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS), demuestran que la deficiencia de vitamina B1 provoca que ésta y muchas otras especies no consigan procrear o presenten alteraciones del comportamiento.

La tiamina es básica para las aves y otros vertebrados. Su ausencia puede provocar enfermedades neurodegenerativas, pérdida de los sentidos, parálisis y muerte. Es especialmente importante para el adecuado funcionamiento de los nervios.

Los investigadores examinaron aves silvestres de la región del Mar Báltico e Islandia y demostraron que existe relación entre la parálisis observada en muchas de ellas y la falta de tiamina. Analizaron la expansión geográfica de dicha deficiencia y la cantidad de especies afectadas, y así descubrieron que se encontraba en estado avanzado en aves de la zona del Mar Báltico y en estado incipiente en las poblaciones islandesas.

El equipo de investigación, coordinado por el profesor Lennart Balk de la Universidad de Estocolmo, indicó que la deficiencia de tiamina en aves se manifiesta en sus puestas, hígado y cerebro. También encontraron enzimas importantes en mayor cantidad de la habitual en el cerebro e hígado de las aves, pero observaron una falta del cofactor tiamina, un compuesto esencial para que las mencionadas enzimas actúen adecuadamente.

- Advertisement -

Los efectos de la falta de tiamina se manifiestan de distintas formas, según explican los autores. Se observó parálisis en el 78% de las aves silvestres y que, en algunas especies como la gaviota argéntea, produce una reducción en la producción de huevos. Las hembras de algunas especies no producen huevos en absoluto y algunas hacen puestas que no contienen nada de tiamina. Estas variaciones indican que las aves padecen deficiencia de tiamina en distintos grados de gravedad.

El equipo también observó alteraciones del comportamiento: menor agresividad en aves silvestres, menos ruido en las colonias de gaviotas argénteas y nidos incompletos en varias especies. La investigación también sugiere que existe una relación con la gripe aviar, puesto que es posible que esta enfermedad se contagie con mayor rapidez entre las aves silvestres con falta de tiamina.

Los investigadores opinan que la elevada tasa de mortalidad y la inconclusión de las puestas de las aves silvestres de la zona del Báltico forman parte de un síndrome generalizado de deficiencia de tiamina que probablemente haya contribuido al descenso general de las poblaciones de aves silvestres en las últimas décadas.

Observaciones previas a este estudio habían atribuido la parálisis, las elevadas tasas de muerte prematura y la imposibilidad de procreación durante los últimos decenios a la falta de alimentos. No obstante, este nuevo estudio muestra que la deficiencia de tiamina puede ser la causa más concreta de estos males, puesto que provoca inanición por supresión del apetito. Los autores indican que la falta de alimentos por sí sola no provoca una deficiencia de esta vitamina en aves, sino que la deficiencia puede tener su origen en un agente que incide de forma directa en los niveles de tiamina o por la transmisión a las aves de un aporte insuficiente de tiamina a través de la cadena alimentaria.

Los investigadores hacen hincapié en la necesidad de averiguar las causas de dicha deficiencia en las aves silvestres y de comprobar si otro tipo de fauna silvestre se ve afectada de la misma manera.

 

www.andaluciainvestiga.com

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés