El Mediterráneo pierde gradualmente la población de escarabajos saproxílicos

El estado y la distribución de los escarabajos saproxílicos mediterráneos es la última adición a la creciente base de datos de especies evaluadas en la región.

La Unión Internacional de Conservación de la Naturaleza (UICN), con sede en Málaga, ha alertado de que los escarabajos saproxílicos están disminuyendo en el Mediterráneo como consecuencia de la disminución de bosques. Así, un tercio de esta especie está en riesgo de extinción. A pesar de la prominencia de la especie desde una perspectiva biológica, los escarabajos siguen siendo muy desconocidos en la región del Mediterráneo. Desde 2006, la UICN ha evaluado el estado de conservación de más de 6,000 especies en el Mediterráneo, abarcando una amplia variedad de especies de marinas y terrestres.

El estado y la distribución de los escarabajos saproxílicos mediterráneos es la última adición a la creciente base de datos de especies evaluadas en la región. Este informe presenta una revisión del estado de conservación de 320 especies de escarabajos saproxílicos que habitan el área mediterránea. La mayoría de estas especies (195 especies, el 61 por ciento) son endémicas, o solo se encuentran dentro de los límites de la región mediterránea.

Así, 61 especies de los 320 escarabajos saproxílicos evaluados están amenazadas en la región mediterránea, 29 especies están casi amenazadas y 131 especies son deficientes en datos. La publicación constata que se carece de información significativa sobre su distribución, tamaño de población y tendencias en muchos países mediterráneos, especialmente en el norte de África y este del Mediterráneo. Suponiendo que una proporción relativa similar de las especies con Deficiencia de Datos (DD) estén probablemente amenazadas, se estima que el 32 por ciento de los saproxílicos podrían estar amenazados en el Mediterráneo.

Zonas calientes

La parte oriental del Mediterráneo, a lo largo de la costa de Turquía, las montañas Taurus y Levante, son unos de los puntos calientes de biodiversidad de los escarabajos saproxílicos amenazados endémicos. La región de Tell Atlas en el norte de Argelia y Túnez también se ha identificado como zona caliente con un gran número de especies endémicas. «La diversidad de escarabajos saproxílicos en la región mediterránea depende en gran medida de la heterogeneidad de los bosques y árboles, de la variedad de especies, edades y disponibilidad de árboles caídos y en descomposición», ha indicado Hervé Brustel, profesor de la Universidad de Toulouse.

Por tanto, ha añadido, la mejora de los bosques, árboles y manejo de madera «será clave para mantener futuros ecosistemas saludables». «Los escasos bosques antiguos del Mediterráneo requieren una atención especial en conocimiento, vigilancia y protección», ha apostillado. Los escarabajos saproxílicos son uno de los componentes principales de la fauna forestal. Según la evaluación de la UICN, la pérdida de hábitats debido a la explotación forestal y prácticas tradicionales de gestión, como por ejemplo la retirada de madera muerta y el pastoreo excesivo nómada, son las principales amenazas actuales para los escarabajos saproxílicos en el Mediterráneo.

En general, los impactos actuales derivados de la mala gestión generalizada de los recursos forestales que tradicionalmente se centran en la eliminación de madera muerta, en particular en áreas de bosques maduros, conducen a la degradación y desaparición de esta especie. Otras de las amenazas importantes para estas especies son los incendios forestales, el desarrollo residencial y comercial y el cambio climático. Los escarabajos saproxílicos contribuyen a proporcionar servicios de los ecosistemas esenciales, como el reciclaje de nutrientes, la polinización, y ayudan a que la biomasa de insectos del bosque sea una fuente de alimentación para aves, murciélagos y otros animales insectívoros.

Desde la UICN han lanzado esta evaluación durante el Día Internacional de los Bosques para crear conciencia sobre la importancia de la biodiversidad y así garantizar que los bosques mediterráneos sigan ayudando a mantener a las poblaciones como lo han hecho durante muchos milenios, ha subrayado Catherine Numa, responsable de la Programa de Especies Mediterráneas de la UICN.

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés