Castilla y León el ‘paraíso’ de los cazadores para abatir a balazos a los lobos

La Sala desestima así la petición de los ecologistas por entender que la misma no fue solicitada en el pleito principal, en el que demandaron sólo una indemnización por los animales abatidos en la temporada 2016/17.

La Sala de lo Contencioso Administrativo ha rechazado la petición de la Asociación para la Conservación y Estudio del Lobo Ibérico para que se aumente la indemnización que tendrá que pagar la Junta como consecuencia de la reciente anulación del plan de aprovechamientos comarcales de lobo en los terrenos cinegéticos situados al norte del Río Duero en Castilla y León para las temporadas 2016/17, 2017/18 y 2018/19.

Sin hacer alusión alguna a la temporada 2017/18 sobre la que han aportados datos con posterioridad a la notificación de la sentencia, según informa el Gabinete de Prensa del TSJCyL.

El TSJ estimó en diciembre el recurso interpuesto por el colectivo conservacionista, anuló el plan que regula la caza del lobo aprobado por la Dirección General del Medio Natural de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León y condenó a la Administración autonómica al pago de una indemnización de 843.000 euros por los daños medioambientales causados, como consecuencia del plan anulado, en la temporada 2026/17 en la que fueron cazados 91 ejemplares protegidos.

Dicha indemnización tiene por objeto reparar el daño causado, pero no retribuir el importe de cada lobo abatido.

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés