Aragón no permite el indulto de Orión y Fénix y procede a su sacrificio sin previo aviso

A pesar de haberse concedido el plazo hasta el 24 de septiembre para y pese a que un santuario estuviera dispuesto a acogerlos y legalizarlos, se ha procedido a la ejecución de los dos novillos la noche del 16 de septiembre.

El pasado mes de agosto, el Gobierno de Aragón se percató de la presencia de los dos novillos, en una finca de la localidad de La Puebla de Alfidén (Zaragoza), que no cumplían con la normativa de identificación y registro de los animales de esta especie y ordenó inmediatamente su inmovilización calificándolos como “no aptos para el consumo humano”, dando a su propietario un plazo de 15 días para sacrificarlos, sin contemplar una alternativa ética.

La finca en cuestión solo disponía de autorización para tener ovejas y cabras, no vacas ni toros, además según la legislación los animales de producción deben cumplir con unos requisitos de identificación, además de estar registrados oficialmente en el REGA. Estos animales carecían de identificación alguna, en consecuencia, pasaron a encontrarse en la explotación ganadera en situación ilegal.

El 6 de septiembre una particular dio la voz de alarma, informando del caso a la entidad sin ánimo de lucro Amnistía Animal que asumió la titularidad de los animales y, en pocos días, consiguió encontrar un posible hogar para ellos: Santuario Gaia en Girona, que estaban dispuestos a hacerse cargo de Orión y Fénix y de cuidarlos. Asimismo, se encargó a la abogada Laia García Aliaga que defendiera legalmente los derechos de los animales, y evitar su muerte, puesto que tenía experiencia en otros casos similares.

A pesar de ello el Sr. Enrique Novales, responsable de la Dirección General de Calidad y Seguridad Alimentaria del Gobierno de Aragón, se negó rotundamente a contemplar esta posibilidad, dando como fecha límite al propietario para el sacrificio de los animales el próximo 24 de septiembre. En la misma línea, el Sr. Joaquín Olona, Consejero de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente del Gobierno de Aragón, hizo caso omiso de las casi 70.000 firmas recogidas en la plataforma Change.org que pedían que se paralizara el sacrificio de los dos novillos.

- Advertisement -

Orión y Fénix, de tan solo 1 y 3 años de edad, llevaban toda la vida juntos, eran mansos, se dejaban acariciar y disfrutaban de la compañía humana. Pero a pesar de que existía una alternativa sin coste para la administración y sin peligro sanitario alguno, ya que no iban a ir destinados a consumo humano, la noche del pasado 16 de septiembre han sido sacrificados.

La abogada Laia García, con quien FAADA ha colaborado en este asunto, recuerda que: el Tratado de Lisboa (1 de diciembre de 2009), introdujo en los Estados miembros de la UE la obligación de poner en marcha políticas públicas integrales en defensa de los animales en cuanto a seres sensibles. Además, según establece la Ley 8/2003, de 24 de abril, de sanidad animal, articulo 3. 3, animales de compañía son: los animales que tenga en su poder el hombre, siempre que su tenencia no tenga como destino su consumo o fines lucrativos.

Como se puede ver, no se define especie, la clasificación solo atiende al destino que se le dará a ese animal. Por lo tanto, el Real Decreto 1980/1998, de 18 de septiembre, por el cual se ha ejecutado el sacrificio de Orión y Fénix, perdería su contundencia ya que, con el saneamiento veterinario, se podía determinar el estado de estos animales y establecer que su destino era la compañía.

Han sido varios los casos, en los que ha imperado la ética y se ha buscado una solución legal, indultando a animales que iban a ser sacrificados por encontrarse en situación ilegal. Recordemos que, en 2017, en Catalunya, la llamada vaca Margarita también iba a ser sacrificada por falta de identificación, fue finalmente enviada al Fundación el Hogar Animal Sanctuary donde continúa viviendo en la actualidad.

En definitiva, desde FAADA lamentn profundamente no solo la muerte de dos animales jóvenes y sanos, sino la absoluta falta de ética y valentía de la administración aragonesa, que no se lo ha pensado dos veces a la hora de quitar la vida a dos seres vivos, cuyo destino era perfectamente reconducible desde un punto de vista ético y legal.

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés